Quantcast

Sean Penn se refugia en Haití tras su polémica broma en los Oscar

Fue una de las frases que más sorprendió a todos durante la gala de los Oscar. Sí, ese momento en el que Sean Penn anuncia que 'Birdman' se lleva el premio a la 'Mejor Película' y no hace otra cosa que hacerse- en alto- la siguiente pregunta: «¿Quién le dio la tarjeta de residencia a este hijo de puta?».

Esa evidente ironía iba a referida al mexicano Alejandro González Iñárritu, unas palabras que no han sentido nada bien en el país americano. Y es que el debate sobre la Ley de Inmigración y la «green card» ha provocado mucha polémica y algunos ciudadanos han entendido estas connotaciones como racistas

¿Cómo ha reaccionado el principal afectado, Iñárritu? El cineasta ha asegurado, en declaraciones a los medios locales, que le «hizo mucha gracia y que tiene una verdadera amistad que provoca que siempre se gasten bromas». El director de 'Birdman' ha aclarado que esa situación viene de '21 gramos', película en la que coincidieron, y que en ningún momento ha encontrado ofensivo ese comentario.

Para abstraerse de toda la polémica, Sean Penn ha aparecido en Haití junto al político Bill Clinton, enviado especial de la ONU a dicho país y donde el propio actor tiene una fundación que ayuda a los que padecieron el terremoto en el año 2010. Ambos aparecieron en la zona para comprobar si la situación actual por la que actualmente aún pasan los afectados del seísmo.

No es la primera vez que Sean Penn se ve envuelto en una polémica de estas características. Ya lo hizo también en 2012 con  unas desafortunadas declaraciones sobre Las Maldivas tras reunirse con Kirchner.