Quantcast

Sudáfrica entrena a un grupo de elefantes para detectar bombas y alertar de furtivos

MABULA (SUDÁFRICA), 24 (Reuters/EP)

Las autoridades sudafricanas, con el apoyo de la Oficina de Investigación del Ejército de Estados Unidos, han entrenado a un grupo de elefantes en el llamado arte de la «biodetección» con la intención de demostrar si estos animales pueden «utilizar su excepcional sentido del olfato» para descubrir explosivos, minas terrestres e, incluso, alertar de la presencia de cazadores furtivos.

«La nariz de un elefante es increíble. Piensen en los mamuts que tenían que encontrar comida a través del hielo», ha explicado el entrenador Sean Hensman.

Según los investigadores, parece que el entrenamiento está teniendo sus frutos. Durante una prueba reciente, un elefante macho de 17 años de nombre Chishuru, descubrió entre una fila de cubos el que contenía una mezcla de TNT. Al detectar el olor del explosivo, el elefante se paró justo delante del cubo y levantó la pata delantera para señalizarlo. De la misma forma que se hace con los perros rastreadores fue recompensado, en este caso, con un trozo de fruta.

El proyecto surgió tras observar como las manadas de elefantes de Angola eran capaces de descubrir y evitar las zonas minadas, extensiones grandes de terreno en el país tras décadas de guerra civil. De hecho, los investigadores descubrieron que cuando un miembro de la manada descubría una mina, levantaba la trompa para alertar al resto de elefantes.

El padre de Hensman presenció uno de estos momentos en la década de los noventa en Zimbabue e, inspirado, comenzó a entrenar a doce elefantes para que ayudaran a las patrullas del país a localizar a los cazadores furtivos. La investigación terminó cuando la familia perdió las fincas donde entrenaban a los animales con la apropiación de tierras privadas por parte del Gobierno de Robert Mugabe, motivo por el que llevó su investigación a Sudáfrica.

¿PERROS O ELEFANTES?

Desde hace décadas, los cuerpos de Policía de medio mundo trabajan con perros para la detección de explosivos, drogas o cuerpos en diferentes escenarios y situaciones. Gracias a este proyecto, se podría demostrar que los elefantes pueden trabajar al mismo nivel que los perros.

Según ha explicado el científico jefe de la Oficina de Investigación del Ejército de Estados Unidos, Stephen Lee, todavía no cuentan con pruebas suficientes para poder afirmar que los elefantes son mejores rastreadores que los perros, pero han asegurado que aprenden y comprenden antes el entrenamiento.

A la pregunta «¿quién tiene la mejor nariz, el perro o el elefante? No creo que tengamos una conclusión firme. Nos gustaría cuantificar mejor este aspecto», ha dicho Lee para añadir que mientras que «los perros requieren una formación constante, los elefantes parecen entender y recordar el aroma sin la necesidad de repetir la formación».