Quantcast

Beneficios del café

En exceso, nada es bueno. Esta premisa sirve para todas las bebidas -salvo el agua, lógicamente-, entre las que se incluye el café. Son muchas las personas que no pueden pasar el día sin tomar varias tazas y eso no significa que sea perjudicial, por decreto, más bien todo lo contrario. Los beneficios del café son múltiples y variados.

Distintos estudios han determinado que el café actúa como protector del cuerpo humano y ayuda a prevenir una larga lista de enfermedades. Más allá de despertarnos cada mañana o acabar con la caraja típica a primera hora de la tarde, los beneficios del café son realmente dispares.

Muchas de las personas que comienzan una dieta se sorprenden de que su nutricionista les permita beber café en el desayuno y en la merienda. Esto se debe a que, siempre que sea con un edulcorante light, facilita la digestión y ayuda a disminuir el apetito.

Además, entre los beneficios del café también se encuentra combatir la migraña. El fuerte dolor de cabeza que sufre un amplio sector de la sociedad puede reducirse gracias a la cafeína, ya que disminuye la actividad del flujo sanguíneo del cerebro y alivia la cefalea. Los expertos recomiendan que, en este caso, se consuma solo, nunca con leche.

Uno de los resultados que más interés despertó fue publicado por la revista 'The New England Journal of Medicine' y determinó que las personas que consumen alrededor de tres tazas de café al día pueden reducir hasta un 10% el riesgo de muerte por dolencias cardiacas, cerebrales o respiratorias.

En este sentido, otros estudios sobre los beneficios del café han señalado que consumir hasta cuatro tazas puede disminuir significativamente el riesgo de padecer párkinson o Alzheimer. Esto se debe a las propiedades antioxidantes de la cafeína, que incide directamente en la aparición de radicales libres que dañan las células del organismo.

Gracias a los antioxidantes que contiene el café, los investigadores también han concluido que puede reducir hasta un 25% las probabilidades de padecer diabetes tipo II, evitando la resistencia a la insulina, escenario previo al desarrollo de esta enfermedad.

Por supuesto, no podemos olvidar que eleva el estado de alerta. La ingesta de cafeína es realmente efectiva para situaciones de cansancio, tanto físico como mental, o en las que se precisa de un mayor grado de concentración. No por ser más conocida, es menos importante.

Todos los estudios que han investigado la acción del café en el cuerpo, determinan que en ningún caso se recomienda consumir más de cuatro o cinco tazas al día, ya que a partir de esa dosis comienzan a aparecer distintos efectos sobre el sistema nervioso o circular.