Quantcast

Colocan una estatuilla de un Oscar esnifando cocaína en el Paseo de la Fama

Mañana se celebran los premios más importantes del mundo del cine estadounidense y con más repercusión en todo el mundo, los Oscar. A falta de menos de un día, ayer apareció en el Paseo de la Fama de Los Ángeles una estatuilla esnifando cocaína. La polémica no tardaría en llegar y es que el autor es un antiguo miembro de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Hollywood llamado Plastic Jesus

La agresiva estatua tiene una pose que poco deja a la imaginación. Está a cuatro patas y esnifando rayas de cocaína. Además, en la placa que lleva debajo se puede leer: «A la mejor fiesta de Hollywood»

Un colaborador del artista, Nick Stern ha explicado a 'The Hollywood Reporter' que es una «forma de llamar la atención sobre el problema de la drogadicción oculta en Hollywood que, aunque afecta a cientos de personas en la industria, se ignora hasta que muere un gran actor». Y es que no es la primera vez que alguna de sus provocativas obras llaman la atención. El año pasado, con la muerte de Philip Seymur Hoffman muy reciente por sobredosis, colocó una estatuilla de un hombre pinchándose en el brazo heroína. 

El artista ha difundido la provocativa imagen que ha colocado al lado de la estrella del cantante Elvis Presley.