Quantcast

El Ibex 35 pierde un 0,29%, a un paso de los 10.900 enteros, pero acumula una subida semanal del 1,3%

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El Ibex 35 ha cerrado la sesión de este viernes con un retroceso del 0,29%, lo que ha llevado al selectivo a quedarse a un paso de los 10.900 enteros (10.879,3) ante las dudas sobre un acuerdo entre el Eurogrupo y Grecia. No obstante, el selectivo ha conseguido acumular un subida semanal del 1,3%.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo se ha colocado en 112,9 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,498%. Mientras, en el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,1357 dólares.

IAG se ha erigido como el 'farolillo rojo' de la sesión con un recorte del 2,45%, seguido de Caixabank (-2,33%) y Abertis (-1,34%). Grifols, que ha cedido un 1,17%, e Inditex (-1%) tampoco han conseguido mantener el tipo. La parte positiva la han aportado BME, que ha repuntado un 2,55%, Sabadell (+2%), Abengoa (+1,6%), Bankinter (+1,59%) y OHL (+1%).

Entre los 'blue chips' no se ha observado una tendencia clara y mientras Inditex (-1,015%), Santander (-0,7%), Repsol (-0,47%) e Iberdrola (-0,4%) han cerrado en 'números rojos', Telefónica (+0,6%) y Endesa (+0,2%) se han anotado leves avances. BBVA, por su parte, ha cerrado plano.

De este modo, el Ibex 35 se ha colocado a la cola de Europa, superado por Londres (+0,35%), Francfort (+0,3%) y París (+0,18%). Las principales plazas del Viejo Continente se han mostrado frías a la espera de un acuerdo sobre la prórroga del rescate a Grecia.

GRECIA, CATALIZADOR DE LOS MERCADOS

El analista de XTB Rodrigo García ha explicado a Europa Press que Grecia ha actuado como catalizador de los mercados a lo largo de los últimos cinco días y aunque en un principio se pensó que el acuerdo estaba cerca, «la diferencia de posturas entre los gobernantes del país heleno y el triunvirato formado por Alemania, Bruselas y el BCE han llenado de pesimismo la Bolsa española en la última jornada de la semana».

A lo largo de estas cinco jornadas las compañías de energías renovables se han visto beneficiadas gracias a las subidas del petróleo. En ese sentido, Abengoa y Gamesa se anotaban un 11% y un 4,5%, respectivamente.

Además, la banca, con Sabadell y Bankinter a la cabeza, se ha anotado ganancias debido al sentimiento optimista del mercado que existió a lo largo de la semana con respecto a la deuda griega. A pesar de que Wall Street no acompañó, los récords del Dax catapultaron al Ibex a alcanzar los 10.900 enteros este jueves.

EL FUTURO EN LOS 10.800 ENTEROS

De prosperar el acuerdo griego, la banca y las constructoras serían las compañías más beneficiadas. En caso de que las posturas sigan alejadas una semana más, probablemente las 'utilities' como Enagás, Red Eléctrica e Iberdrola, así como BME y Amadeus, vuelvan a tener un mejor comportamiento que el del selectivo.

De cara a la semana que viene, el analista apuesta por un Ibex situado en los 10.800 enteros «dando por hecho que Grecia y la UE saben que un no acuerdo (sobre el rescate griego) no les beneficiaría en nada».

«Aunque sabemos que será difícil, alcanzar la cota de los 11.000 puntos, un principio de acuerdo o al menos un ligero entendimiento entre las partes podría hacer que el selectivo español ataque esos niveles. Por el lado inferior, tal y como se presenta la situación, seguimos teniendo muy en cuenta los 10.680 puntos como zona de soporte», ha indicado.