Quantcast

Luis Enrique: «Trabajamos igual, estoy al cargo y mi opinión es la real»

BARCELONA, 20 (EUROPA PRESS)

El entrenador del FC Barcelona, Luis Enrique Martínez, ha reiterado este viernes que el equipo sigue trabajando «igual» ahora que lleva once triunfos consecutivos que antes de la derrota en Anoeta (1-0) ante la Real Sociedad, con la misma actitud, una opinión que contradice las palabras de Leo Messi, que aseguró que el equipo había cambiado de «actitud» desde esa derrota.

«No tengo por qué cambiar mi opinión, lo he dicho por activa y pasiva muchas veces. Es el proceso y la evolución de una temporada, ni más ni menos. No me interesan las polémicas, trabajamos los mismos aspectos, igual. Quien lo piense así o no, me parece maravilloso. Estoy ahora mismo al cargo y os doy mi opinión, la que creo que es la real», manifestó en rueda de prensa.

Luis Enrique, sin querer entrar en polémicas, y optando por el silencio o los escuetos 'no' como respuesta, no cerró un debate que parecía ya 'muerto' y que el argentino abrió de nuevo ayer jueves. «Desde Anoeta ha cambiado la actitud del equipo, las ganas, salir al campo de otra manera. La forma de presionar o querer tener la pelota, no es como lo hacíamos», aseguró en declaraciones Messi durante un acto publicitario.

Y es que por mucho que el vestuario lo niegue, por lo menos el técnico –«no hay vuelco» dijo en su momento– o el capitán Xavi, Messi cree que el equipo ha cambiado desde aquella derrota (1-0) ante los 'txuri urdin'. «Se vio tras Anoeta que el vestuario quería cambiar la imagen que se había dado en aquel partido y por suerte lo conseguimos», aseveró en este sentido el '10' blaugrana.

Por contra, el entrenador asturiano, ante la cuarta pregunta sobre el tema y tras no responder ya a la tercera, se quedó en silencio antes de asegurar que se debía a que el tema requería «una reflexión profunda». «No hagas la cuarta, hombre. Ahórratela», espetó irónicamente a un periodista.

De todos modos, sí afirmó estar igual de tranquilo ahora que todo va bien que antes, cuando había «ambiente, ritmo y 'pachanga'» en el entorno barcelonista. «Me sentía muy fuerte y ahora que hay tranquilidad me siento igual, muy tranquilo», se sinceró.