Quantcast

Móstoles, preparado contra la galeruca

En el último mes, la galeruca del olmo, un bicho amarillento con bandas oscuras longitudinales de menos de un centímetro, ha vuelto a la carga en muchos hogares mostoleños. Este insecto, que llegó a Móstoles en septiembre, se ha refugiado durante estos meses en las grietas de edificios, bajo el suelo, en cortezas de árboles o en las cajas de las persianas.

Como ya anunció la Concejalía de Medio Ambiente, este insecto NO es perjudicial para los humanos, ya que sólo come hojas de olmo. Sin embargo, la galeruca puede llegar a ser molesta mientras desarrollamos las actividades cotidianas del hogar. Debido a la reaparición de este bicho durante el último mes, Qué! te ofrece unas recomendaciones a seguir.

  • Revisar periódicamente las grietas de fachadas, mobiliario de terrazas, toldos, cajas de persiana. Cuando es detectada la galeruca, rociar la zona con un insecticida tradicional con cuidado en su aplicación.
  • Se recomienda el uso de mosquiteras e instalar luces amarillas, ya que les atrae menos que las blancas.
  • Un truco para acabar con la plaga es poner bajo la luz un recipiente con agua y aceite, ya que la galeruca quedará atrapada en él.