Quantcast

Patronal y sindicatos siguen sin cerrar un acuerdo de salarios

Cepyme reclama un incremento salarial de hasta el 0,5% para los pymes diferenciado del 1% que pueda aceptar CEOE

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

Los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, y los presidentes de CEOE y Cepyme, Juan Rosell y Antonio Garamendi, han consumido este miércoles una nueva reunión sin cerrar un pacto sobre salarios, dentro de las negociaciones para la renovación del acuerdo marco de negociación colectiva.

Fuentes sindicales han declarado a Europa Press que durante la reunión, que se ha iniciado a primera hora de la tarde, «no ha habido avances», pese a que la pasada semana las partes optaron por parar el reloj y darse unos días para repensarlas con el objetivo tratar de alcanzar un acuerdo esta semana.

Fuentes próximas a la patronal, indican la empresarios quieren darse tiempo porque «es preferible un buen acuerdo», aunque sea dentro de unos días más.

Por parte de los sindicatos, la propuesta sigue girando en torno a un incremento del 1,5% en 2015, con todas las cláusulas de garantía, y a la vinculación de los sueldos al IPC y la evolución de la productividad durante los próximos años.

En las últimas semanas, las centrales han hecho hincapié además en que el acuerdo de negociación colectiva debe incluir garantías para que en los casos en que los convenios agoten el año de prórroga desde su pérdida de vigencia sin acuerdo de renovación ('ultraactividad'), las condiciones laborales se mantengan de forma individualizada, en línea con una reciente sentencia del Tribunal Constitucional (TC).

Fuentes de la patronal han indicado a Europa Press que los empresarios estarían de acuerdo en un incremento de hasta el 1% para 2015 y que para los siguientes años apuestan por ligar la evolución de los salarios al PIB.

Sin embargo, durante la reunión de la Junta Directiva de Cepyme este miércoles, su presidente, Antonio Garamendi, que ha tenido que ajustar su agenda a ambos compromisos, se ha mostrado a favor de mantener una posición de «firmeza» ante las posiciones de los representantes de los trabajadores.

Además, en el seno de Cepyme algunos empresarios han llegado a señalar que un incremento de los salarios del 1% podría «matar» a sus empresas, por lo que se ha planteado un aumento de hasta el 0,5% para empresas de menos de 300 trabajadores y del 1%, en todo caso, para las demás.

LA PIEZA CLAVE DE LA FORMACIÓN.

No obstante, no todas las claves de la negociación se sitúan en torno a los salarios. Fuentes consultadas señalan que los empresarios estarían retrasando el acuerdo con los sindicatos, en el que está especialmente esperanzado el Ministerio de Empleo, para evitar que éste apruebe por decreto una reforma de la formación que saque a los agentes sociales del control, reparto e impartición de esta actividad, a la que se destinan unos 1.800 millones de euros anuales.

Este decreto también es temido por los sindicatos, que reclaman, al menos, tomar partido en el diseño de los cursos de formación y que, por otro lado, no rechazan de plano la apertura de la impartición a la libre concurrencia. Por eso, en la reunión de Cepyme de esta tarde también se habría hablado de ir, según las mismas fuentes, «mano a mano» con las centrales para «influir» en la decisión de Empleo.

En el departamento que dirige Fátima Báñez se habla de negociaciones con los agentes sociales para sacar adelante esta reforma y no se prevé que el Consejo de Ministros apruebe el decreto que temen los empresarios. Tanto sindicatos como empresarios esperan que en cuestión de horas el Gobierno les remita el borrador del decreto que podría ser la clave de todas las negociaciones.