Quantcast

Dos australianos conservan una hamburguesa del año 1995

Cuando apenas eres un adolescente, haces cosas que con el paso de los años piensas aquello de «de verdad que hice esto o aquello». Eso es lo que a día de hoy se preguntan día tras día Eduard Neetz y Casey Dean. En 1995, cuando tenían 13 y 14 años, respectivamente, compraron varias hamburguesas en un McDonald´s de la ciudad australiana de Adelaida. Una para cada uno y otra para un amigo llamado Jono.

Sin embargo, Jono no apareció aquella noche de fiesta y les pidió que se la guardaran para la próxima vez. El joven no sólo no apareció unos días más tarde sino que desde hace 20 años no da señales de vida.

Neetz y Dean, como fieles amigos, decidieron guardar la hamburguesa desde esa fecha… ¡Y AÚN LA CONSERVAN! ¿Cómo estará la hamburguesa? Los dueños respondían así entre risas. «Es dura como una roca. Absolutamente dura como un ladrillo», explicaban al 'Daily Mail'.

Tras este largo periodo de tiempo, uno de los protagonistas de esta historia aseguraba que ya era hora de «liberar a la hamburguesa», un fenómeno que ha llegado a tal punto que incluso provocó que presentaron una canción que está disponible en iTunes. ¿Su objetivo? Nada de hacerse famosos sino ganar todo el dinero posible para donarlo a una organización con la que han firmado un acuerdo y que luchan contra la ansiedad y la depresión.