Quantcast

Alimentos digestivos

Incorporar a nuestra dieta una serie alimentos digestivos mejora sustancialmente la digestión de las personas que sufren a diario un verdadero calvario después de cada comida y que pueden esconder distintos problemas de salud como colon irritable, cálculos en la vesícula o úlceras.

Cada vez son más los casos de indigestión que se diagnostican y no siempre están relacionados con una de estas enfermedades. Esto se debe al amplio nivel de estrés que soportamos a diario y que nos obliga a comer sin la pausa necesaria para realizar una digestión adecuada.

Es por eso que incluir alimentos digestivos es beneficioso no solo para las personas que sufren dolores estomacales.

Entre la lista de alimentos digestivos encontramos verduras como la alcachofa, los espárragos o el cardo mariano. Son dos productos naturales que aumentan la producción del líquido biliar en la vesícula y que mejoran el funcionamiento del hígado. Son muy recomendables para asimilar la ingesta de grasas.

En cuanto a las carnes, se recomienda sustituir las carnes rojas por las carnes magras. Esto se debe a que cuentan con un nivel de grasas más bajo, por lo que es están especialmente indicadas en planes dietéticos de personas que han sufrido la extracción de la vesícula.

También están especialmente indicadas algunas frutas como la manzana o el plátano. La presencia de pectina en la manzana hace que mejore la digestión y reduzca el estreñimiento. En cuanto al plátano es recomendable por sus altas dosis de ácido fólico que mejoran el tránsito intestinal y ayuda a la absorción de nutrientes.

Tampoco podemos olvidarnos de la piña, quizás la fruta más reconocida dentro del apartado de los alimentos digestivos. Su carácter diurético la convierte en el completo perfecto tras una comida copiosa. Si es fresca, mejor.

Tanto el aceite de oliva como el vinagre también mejoran la digestión. El aceite protege al estómago del exceso de acidez, mientras que el vinagre puede compensar precisamente la escasez de ácidos estomacales. En este sentido, resulta tan perjudicial es exceso como la escasez, por lo que se recomienda consumir vinagre en su justa medida, sin pasarnos ni erradicarlo de nuestra dieta.

Un sector con amplios beneficios digestivos es el de los alimentos probióticos. Este grupo recoge los productos que generan el crecimiento de organismos favorables para la salud. Uno de los más comunes es el yogur, muy recomendable como postre para mejorar el tránsito intestinal.

En cuanto a uno de los remedios más populares, el zumo de limón, es realmente aconsejable porque regula los niveles de ph del sistema digestivo y ayuda a eliminar las toxinas que provocan los ardores de estómago y la sensación de pesadez.