Quantcast

Razones por las que ser zurdo es un fastidio

-

1
Vamos a repasar todas aquellas cosas que son más complicadas para un zurdo en su vida diaria. Por su

Vamos a repasar todas aquellas cosas que son más complicadas para un zurdo en su vida diaria. Por supuesto, con práctica -que remedio- todo se solventa pero hay que tener en cuenta que solo un 5% de los zurdos son ambidiestros. Una fortuna. El hecho de tener que moverse en un mundo donde la mayoría de los objetos están diseñados para diestros ha dado a los zurdos experiencias en común. Quizá por ello, hace 17 años, un club instauró el día 13 de agosto como «día de los zurdos», proponiendo experiencias de sensibilización como delimitar zonas en las que todo tenga que ser hecho con la mano izquierda, para que el diestro entienda los obstáculos con los que se encuentra diariamente el zurdo. Problemas como las tijeras que no cortan bien, las cuerdas de la guitarra están colocadas al revés o los pupitres universitarios, entre otros, son situaciones que se repiten con frecuencia. Hay cuestiones curiosas alrededor de la población zurda. Por ejemplo, entre los jóvenes hay más zurdos que entre las personas de más edad, y quizá es debido a que en el pasado, por supersticiones y factores culturales había más presión social a favor del uso de la mano derecha.Además, recientemente se sabe que el hecho de ser zurdo puede ser una señal de diferentes trastornos autoinmunes o relacionarse con diversos trastornos del comportamiento, según señala la divulgadora Joan Liebmann-Smith en el libro 'Escucha tu cuerpo'. La mayor probabilidad de padecer determinadas enfermedades podría deberse a una exposición a niveles anormalmente elevados de testosterona en el vientre materno, que se cree que puede influir en la elección de la mano dominante, mientras que los problemas de conducta pueden ser la consecuencia de que los padres o los profesores hayan intentado obligar a los niños zurdos a emplear la mano derecha.Pero repesemos las dificultades cotidianas a las que se puede enfrentar una persona zurda: 1.- Escribir en pupitres imposibles: Es verdad que en la actualidad y según en qué países y entornos, los zurdos ya cuentan con pupitres adaptados con la superficie para escribir situados en la izquierda, pero claro, aún encontramos empresas e incluso, departamentos oficiales en los que no es así. Y sólo el zurdo sabe lo sufrido que puede llegar a ser. Complicados escorzos y posiciones imposibles para el cuerpo. Escribir con la espalda más retorcida que la niña del Exorcista o tomar apuntes sobre las piernas, no hay muchas más opciones.

Atrás