Quantcast

Cómo fortalecer el cabello

Para conseguir un pelo más fuerte no sólo tienes que mantenerlo bonito por fuera, sino también por dentro. Un pelo débil y fino puede ser fruto de la genética, pero también de una mala alimentación o hábitos de vida poco saludables. El estrés también influye de manera notable en la caída del cabello, así que si quieres tener un pelo más fuerte, sigue estos consejos.

Lo primero que debes tener en cuenta es que para tener un pelo fuerte no es necesario gastarte mucho dinero en un champú o una mascarilla, sino que debes empezar por otras cosas.

Una alimentación adecuada es la base de un cabello saludable, sino tu pelo lo notará. Las proteínas y vitaminas B5, procedentes del arroz, las judías verdes o los cereales, harán que tu cuero cabelludo sea mucho más fuerte. Los huevos, las nueces, el queso, el pescado y las legumbres aportan también las proteínas necesarias.

Como en todo, también están los alimentos que debes evitar. Entre estos destacan principalmente el café y el alcohol. El café estimula la secreción de grasa en las raíces y la aparición de la caspa. 

Una vez teniendo claro que tu alimentación es adecuada, busca un champú que le siente bien a tu pelo. Hay tantos champús como personas, por lo que elige el que mejor te siente. No pasa nada si tienes que probar varios antes de decidirte, lo bueno es que cuando lo encuentres sea ese el que mejor le siente a tu cabello.

Un buen acondicionador o mascarilla proporcionarán a tu pelo suavidad y flexibilidad. No es aconsejable abusar de estos productos, así que aplícalo dos veces por semana, como mucho.

La climatología y el cambio de estaciones también influyen de manera decisiva en el cabello. Lo normal es que durante la primavera y el otoño el pelo se caiga, y que en verano se seque más de la cuenta con el calor. Procura tenerlo siempre hidratado y aplicar unbuen corte de pelo con la llegada de estas estaciones. 

El corte de pelo ayudará a que tu cabello se haga más fuerte y crezca con mayor rapidez. Si no lo cortas en mucho tiempo, el pelo se parte y se estanca, tardando más en crecer. 

Evita también someter a tu pelo a altas temperaturas cuando lo estés secando. Es importante que al secar el pelo mantengas el secador en movimiento para que todo el flujo del aire caliente no se concentre y caliente en exceso una determinada parte del cuero cabelludo. Cuando utilices planchas o tenacillas no sobrepases los 150ºC, a partir de esa temperatura el pelo sufre mucho más y tiende a partirse. No por más calor vas a hacer que tu pelo se rice o se alise más.

Teniendo en cuenta esta serie de consejos podrás empezar a tratar tu cabello y hacer que se vea más fuerte y saludable.