Quantcast

La Agencia Tributaria recaudó 11.484 millones en 2014 por actuaciones directas contra el fraude fiscal

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

La Agencia Tributaria (AEAT) recaudó el año pasado la «cifra récord» de 12.318 millones de euros, de los que 11.484 millones procedían de actuaciones directas de prevención y control del fraude, y los 834 millones restantes de otras vías como las declaraciones extemporáneas sin requerimiento.

Ante la Comisión de Hacienda del Congreso, el director general de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, ha puesto en valor el incremento del 12,5% en la recaudación por la lucha contra el fraude fiscal obtenida en 2014, conseguido a pesar de tratarse de periodos impositivos en los que las bases imponibles estaban en «creciente disminución», había «serias dificultades de liquidez y una gran morosidad» y durante los que los recortes presupuestarios han reducido las plantillas de funcionarios.

Pese a estas dificultades, se consiguió una cifra «récord» en toda la serie histórica de 12.318 millones de euros de recaudación, que sitúan la media de la legislatura en 11.500 millones de euros anuales y que «duplica» los resultados de 2008, cuando se recaudaron 6.407 millones de euros por la lucha contra el fraude. «En estos tres últimos años se han recuperado 35.000 millones de euros», ha subrayado.

PREVENCIÓN Y CONTROL DEL FRAUDE

Así, la prevención y el control del fraude han aportado 11.484 millones de euros a estos resultados, tras incrementar su efectividad un 13,3% con respecto a 2013, tras haberse «sobrecumplido» los objetivos del año en un 124%, incrementando la recaudación estimada en el Plan de Intensificación de Actuaciones en 2.262 millones de euros, 762 millones más de lo previsto.

«Por cada euro invertido en este plan especial se han recuperado 119 euros en términos de caja para el Tesoro», ha precisado Menéndez, que en diferentes momentos de su intervención ha resaltado la labor «profesional» y «comprometida» de los funcionarios de su departamento.

Esos 11.484 millones de euros se desglosan entre las actuaciones de control, que es «donde más complicadas resultan las liquidaciones porque contemplan los casos más complicados de fraude» y que aportaron 8.681 millones de euros (+5,6%); y la minoración de las devoluciones y de las rectificaciones de autoliquidaciones a devolver, que ha aportado 2.803 millones, un 46,6% más que un año antes.

Por su parte, la Agencia también ingresó 834 millones de euros el año pasado (+2,2%) mediante actuaciones de control generales de la Agencia, como por ejemplo las declaraciones extemporáneas sin requerimiento previo.

ACTUACIONES CONCRETAS

Menéndez ha detallado a renglón seguido los datos sobre actuaciones realizadas por la Agencia el año pasado. Así, las inspecciones sobre tributos internos, que «recogen las formas de fraude más complejo», sumaron 99.580 casos (+6,8%) que permitieron liquidar una deuda de casi 5.000 millones d euros, el 35% de ellos correspondientes a grandes contribuyentes.

Sobre los beneficios fiscales aplicados incorrectamente se realizaron 1.192 actuaciones (+56%), sobre los abusos de estructuras societarias interpuestas, aplicación de gastos no vinculados a la actividad o detección de signos externos de riqueza incompatibles con las rentas declaradas por parte de profesionales hubo 2.675 intervenciones (+35%); sobre sociedades y socios hubo 2.346 actos (+14,6%), y las específicas de comprobación e investigación sumaron 5.438 actuaciones (+46%).

También hubo un «gran número» de comprobaciones sobre los sectores de más riesgo, destacando las verificaciones de que se cumple la limitación a 2.500 euros de los pagos en efectivo (4.764 expedientes de denuncia iniciados, +51,28%), y los procedimientos sancionadores eventuales iniciados sumaron 961 (+50%).

El control de actividades de la economía digital y del software de doble uso para «modificar la facturación» también han centrado la atención de la Agencia. En relación con este último tipo de delito se ha inspeccionado a 46 contribuyentes y se han detectado unos 15 millones de bases ocultas, para lo cual ha sido «fundamental» el apoyo del personal de las Unidades de Auditoría Informática (UAI), cuyas actuaciones se han incrementado un 59% hasta las 1.536 actuaciones.

PLAN DE VISITAS

Santiago Menéndez también ha subrayado la «consolidación» de los controles presenciales de las obligaciones formales y registrales de sectores de riesgo fiscal.

Así, el año pasado se llevaron a cabo 21.075 actuaciones 'in situ', destacando las 7.410 destinadas al afloramiento de alquileres opacos (+11,3%), las 2.572 actuaciones para comprobar las deducciones por vivienda habitual, que tienen un 65% de nivel de riesgo, las 2.567 visitas a comunidades de propietarios en relación con irregularidades en la facturación de proveedores, con un 40% de riesgo; y las 2.125 visitas para detectar arrendamientos vacacionales no declarados, con un riesgo del 34,49%.

Igualmente, se produjeron 145 actuaciones para detectar extranjeros que trasladan su residencia fiscal pero no tributan como residentes en España, con un 67% de nivel de riesgo; y 11.223 en el marco del programa específico de economía sumergida (+9,3%).

FRAUDE INTERNACIONAL

Para evitar erosiones en las bases impositivas y usos abusivos de determinados regímenes especiales, la Agencia Tributaria desarrolla también un plan de control de la fiscalidad internacional, que investiga operaciones con paraísos fiscales que puedan incumplir la documentación exigida e incluye por ejemplo a profesionales, artistas o deportistas no residentes.

En este sentido, Menéndez ha precisado que la Oficina Nacional de Fiscalidad Internacional participó el año pasado en 65 comprobaciones con las que se realizaron «ajustes» en bases imponibles por valor de más de 1.300 millones de euros, que se suman a otras actividades «de gran relevancia cuantitativa» como son la «gestión de bases imponibles en acuerdos previos de valoración» por 9.000 millones de euros.

En las aduanas, la Agencia Tributaria ha realizado 4.273 actuaciones (+4,4%) vinculadas con el comercio exterior y los impuestos especiales y 1,5 millones de actuaciones sobre tributos internos y régimen de módulos, entre las que destacan tanto las del IVA como las de Sociedades, que han subido un 12% y un 8% respectivamente. También se incrementaron, un 11%, las fichas de información relevante que envían los órganos de gestión a los de inspección.

Y es que en la fase de recaudación también se llevan a cabo actuaciones relevantes contra el fraude, según ha recordado el director de la AEAT, que ha destacado los 3.624 acuerdos de medidas cautelares para evitar alzamientos (+14,2%), que han afectado a 1.049 millones de euros que dan «más garantías de cobro en el futuro».

Además, los acuerdos de derivación de responsabilidades subieron hasta los 15.374, triplicando las de 2011. En esta categoría se incluyen la ampliación de responsabilidades de sucesores de Sociedades objeto de liquidación alcanzando a percepciones patrimoniales percibidas antes de la liquidación formal (119 expedientes por valor de 29 millones de euros) y la creación de un nuevo supuesto de responsabilidad subsidiaria por los administradores de sociedades que presenten reiteradamente declaraciones por retenciones o tributos repercutidos sin pagar la deuda (69 expedientes por 3 millones).

Por su parte, las investigaciones para detectar insolvencias ficticias se incrementaron un 81,5% hasta los 17.522 casos; mientras que los acuerdos de prohibición de disponer de inmuebles por parte de sociedades cuyas participaciones o acciones hayan sido embargadas mayoritariamente se incrementaron un 40,59% hasta los 284 casos.

En cuanto a 2015, Santiago Menéndez ha avanzado que el Plan de Control Tributario se publicará próximamente, y que avanzará en la coordinación entre diferentes órganos tributarios, priorizará el uso intensivo de las nuevas tecnologías e Internet, y se centrará, entre otros, en el sector del ocio y el turismo.