Quantcast

Un terremoto de magnitud 6,9 sacude el noreste de Japón

La agencia meteorológica del país asiático ha detallado que el seísmo se ha registrado a una profundidad de unos diez kilómetros y que el posible tsunami podría alcanzar una altura de hasta un metro. Por ello, ha recomendado a la población que «salga del agua y abandone la costa inmediatamente», así como que «no entre en el mar ni se acerque a la costa hasta que la alerta haya sido retirada».

Poco después, la Agencia Meteorológica de Japón desactivó la alerta de tsunami para la prefectura de Iwate. El organismo desactivó la alerta amarilla -para olas de entre 20 centímetros y 1 metro – a las 10.20 hora local (1.20 GMT).

Tan solo los puertos de Kuji y Miyako registraron tsunamis de 20 y 10 centímetros, respectivamente, mientras que el de la localidad de Kamaishi registró la llegada de una ola aún más leve.

Las autoridades japonesas no han informado de daño alguno producido por estas subidas del mar.

La agencia nipona emitió la alerta después de que un seísmo de 6,9 grados Richter tuviera lugar a las 8.06 hora local (23.06 GMT del lunes) con epicentro en el mar a 210 kilómetros de la costa de Iwate.

El terremoto no ha generado daños importantes en infraestructuras ni en ninguna de las centrales nucleares de la región.

Japón se asienta sobre el llamado anillo de fuego, una de las zonas sísmicas más activas del mundo, y sufre terremotos con relativa frecuencia por lo que las infraestructuras están especialmente diseñadas para aguantar los temblores.

Aún así, esta misma región de Japón sufrió el 11 de marzo de 2011 un terremoto de 9 grados Richter y un devastador tsunami que dejó más de 18.000 muertos y desaparecidos y que provocó en la central nuclear de Fukushima el peor accidente nuclear desde el de Chernóbil (Ucrania) en 1986.