Quantcast

Mancha de rotulador: cómo quitarla

Para quitar la mancha de rotulador que se queda marcada existen trucos y remedios muy útiles y eficaces. Lavar la ropa solamente en la lavadora no va a quitar esta difícil mancha, por lo que se debe prestar especial atención en poder sacarla. No todos los remedios funcionarán en cada prenda, pero con el tiempo la mancha va a salir.

No laves la prenda con la mancha de rotulador en la lavadora sin tratarla antes, ya que se puede fijar y nunca serás capaz de eliminarla. Para ello, fíjate en estos consejos tan prácticos. Sólo necesitas productos tan comunes que todos tenemos en casa seguro.

Uno de los trucos más comunes para quitar una mancha de rotulador es aplicar un desengrasante y secar con una toalla de papel limpia hasta que ésta desaparezca. Pero no es necesario recurrir a productos químicos para quitar la mancha de rotulador, existen otros tipos de productos, concretamente caseros, que nos ayudarán a eliminar esos restos de tinta sobre nuestra ropa. El vinagre o el zumo de limón pueden ser unos grandes aliados.

La laca de pelo o la leche caliente son algunos trucos para acabar con estas manchas. Coloca una toalla de papel debajo de la prenda. Rocía la mancha con laca para el cabello y frota con un hisopo de algodón. La toalla de papel te ayudará a absorber la mancha y evita que se manche el otro lado.

Ahora bien, hasta ahora nos hemos fijado en las manchas que se quedan en los tejidos de prendas como la ropa, pero también existen otro tipo de telas que son el foco de atención de los rotuladores, especialmente si hay niños en casa. Los más pequeños no entienden que los rotuladores son útiles para escribir en papel o cuadernos, pero cuando caen en las manos incorrectas, los resultados pueden ser desastrosos.

Si tu hijo se ensució las manos con rotulador permanente o se te ha caído accidentalmente en el sofá prueba algunos métodos caseros para quitar las manchas antes de comprar una funda o un nuevo sofá.

El quitaesmalte no solo sirve para eliminar el esmalte de las uñas de manos y pies. Además, ayuda a quitar las manchas de la tela. Satura las manchas por completo ya que este producto combate las manchas que no son solubles en agua. Luego, absorbe el quitaesmalte con toallas de papel.

Siguiendo estos prácticos consejos ahora sólo hay que tener especial cuidado en no mancharse con tinta de rotulador y, así evitar tener que recurrir a estos remedios.