Quantcast

Trucos para pintar los ojos

El principal objetivo cuando nos pintamos los ojos es hacer que nuestra mirada destaque, aunque para que sea un buen maquillaje hay que tener en cuenta muchos factores. Y es que, si por ejemplo eliges mal el color de la sombra o abusas del delineador puedes conseguir el efecto totalmente contrario al que estás buscando. 

Da igual que prefieras un maquillaje de ojos más bien natural o uno muy marcado, eso dependerá tanto de la personalidad como de la ocasión en que vayas a lucirlo. Lo importante a la hora de elegirlo es que tengas en cuenta la forma de tus ojos y también el color, porque no a todo el mundo le favorece lo mismo. 

Un truco para que el maquillaje nos dure más pasa por hidratar muy bien la zona de los ojos antes de empezar a pintarnos. Además, si tienes la piel algo grasa, conviene que también te pongas un poco de pre base especial en los párpados para que se fije aún mejor. 

Una vez que tenemos los ojos preparados y bien hidratados, llega otro paso muy importante si queremos lucir una mirada perfecta. Antes de comenzar con el maquillaje de ojos en sí, debes recurrir al iluminador.

¿Cómo se aplica el iluminador? Solo tienes que pintarte con él en el lagrimal de los ojos y aplicarlo también en la raya de abajo. Además, si lo aplicas levemente bajo las cejas y después lo difuminas, lograrás eliminar los signos de cansancio de tu mirada. 

Después de esto llega el momento de comenzar a darle color a tu mirada, pero es importante que elijas bien el tono de la sombra.

Por ejemplo, a los ojos azules le favorecen los tonos rosas, y los índigos, Y si quieren algo más natural, deben apostar por los colores kaki, marrones y beige.

Los tonos que más favorecen a los ojos verdes son los violetas y magenta, así como la gama de los tierra. Sin embargo, es mejor que huyan de los delineados muy marcados, y de las sombras negras y de los maquillajes ahumados. 

Los ojos marrones y miel son los que más tonos de maquillaje les favorecen. Los colores con los que acertarás seguro son los bronce, los tierra, así como los rositas y los malvas. Si quieres un look más atrevido, no dudes en arriesgarte con los tonos dorados. 

Una vez que hayas seleccionado el color de la sombra, úntala con un pincel y sóplalo antes de pasártelo por el párpado móvil para evitar el exceso de maquillaje. Para extender la sombra debes hacerlo trazando un arco solo por el párpado móvil. Después, utiliza una sombra mate muy clarita para aplicarte desde el lagrimal subiendo por el resto del ojo. 

Después de aplicar la sombra puede darte máscara de pestañas directamente, pero si quieres lucir un maquillaje más marcado aplícate antes el 'eyeliner' siguiendo la línea de las pestañas (más o menos gruesa, dependiendo del gusto)