Quantcast

Beneficios del tomate

Además de ser un alimento poco calórico (apenas 20 kcal por 100 gramos), el tomate concede la posibilidad de ser ingerido de diferentes maneras. Muchos son los que optan por tomarlo crudo (en ensalada), triturarlo (para hacer gazpacho) o incluso cocinarlo y meterlo al horno para hacer auténticas creaciones culinarias.

Aparte de todo ello, el tomate se convierte en un aliado perfecto para mantener la fortaleza del cuerpo humano. Uno de sus principales beneficios es el de que supone una fuente de antioxidantes, claves para mantener las células jóvenes y retrasar el temido envejecimiento. Esta fruta- sí, es una fruta, nada de hortaliza o verdura- contiene el licopeno, un pigmento vegetal que nos protege ante el sol. 

Asimismo, el tomate favorece el riego sanguíneo, algo que reduce el temido riesgo de sufrir algún problema de tipo cardiovascular que provocan los denominados infartos de miocardio. En ese mismo punto, es perfecto para bloquear los radicales libres que se encargan de modificar el mal colesterol.

Otra de las grandes ventajas que ofrece al cuerpo humano el tomate es que ayuda a combatir el estreñimiento, debido a su alto contenido en fibra y otras sustancias que ayudar a regular la función del intestino y otras enfermedades como el cáncer de intestino grueso. 

Por otro lado, muchos creen que la zanahoria es el alimento perfecto para mejorar la vista. Sin embargo, el tomate también ayuda a ello debido a la vitamina A que contiene, en especial, y que previene la ceguera nocturna. 

Es importante conocer que el tomate también ayuda a otras partes del cuerpo humano como los dientes, el pelo y la piel, aunque de forma mucho menos importante que en los casos anteriores. Sí que es mucho más destacado y conocido que es una fruta que ayuda a reducir los niveles de colesterol y a controlar el nivel de glucemia en las personas que padecen enfermedades como la diabetes. 

El tomate, además, ayuda a mantener en alerta al sistema inmunológico, aumentando la resistencia a posibles infecciones que puedan producirse en el cuerpo humano gracias a su alto contenido de minerales o vitaminas como la A,C Y E.

Para los fumadores, también tiene efectos positivos. Y es que el tomate contiene dos elementos claves (ácido cumárico y ácido clorogénico) que se encargan de eliminar las nitrosaminas, es decir, las sustancias cancerígenas que provocan el tumor de pulmón. 

Además de todos los beneficios apuntados anteriormente, el tomate es un antinflamatorio y cicatrizante como uso tópico, ayuda y previene los problemas urinarios y favorece la lucha del reumatismo.