Quantcast

Joaquín Reyes: «Soraya Sáenz de Santamaría es como una Pinypon, pero con mucho cuajo»

¿Qué tierras te traes jamelgón?

Estamos en el teatro La Latina con el espectáculo «Viejóvenes» con sketchs nuevos en directo, que nunca hemos hecho. Y ahora nos hemos decidido y vamos a estar todo el año, estoy contento porque a mí con Ernesto (Sevilla) me gustar trabajar y de estar, a pesar de sus problemas con la bebida. 

¿Eres de risa floja o dura?

Me río bastante, no me cuesta hacerme reír. Los cómicos rancios me hacen despertar sospechas, creo en el cómico que se ríe.

¿Cómo ves que CR7 se haya gastado 400 mil euros en su fiestuqui de cumpleaños?

Pues muy bien, 30 años, como dice él, solo se cumplen una vez en la vida. Lo que pasa es que después de perder 4-0 la gentecilla estaba mosqueada, pero se le ve muy bien con la chistera dorada y cantando 'Si tú no te enamoras'. Otra cosa buena es que nos ha descubierto a Kevin Roldán, ese gran cantautor colombiano con mensajes llenos de nihilismo sexual. Era su cumpleaños, lo tenía todo organizado, ¿cómo iba a dejar todo de repente?

¿Has tenido que hacer alguna cosa de la que no estás orgulloso?

En el terreno profesional muy pocas, he tenido suerte con lo que me han propuesto. Y no, no he hecho nada de lo que me haya avergonzado.

¿Alguien te ha llamado enfadadete cuando les has imitado?

A mí no. Intento no tener ningún tipo de feedback con la gente que parodio, pienso que algún día me van a coger de la pechera y me van a dar una paliza. Los cómicos somos muy cobardes, hacemos las parodias disfrazados. Pero me consta que hay algunos a los que les ha gustado y a otros les ha horripilado.

¿Con qué político te irías de cañas?

(Risas) Con Alfonso Guerra, que es un cachondo, aunque esté mayor. Siempre me ha parecido gracioso, con sentido del humor. De hecho, se echa en falta ese tipo de gente ingeniosa en la política.

¿Qué es lo que más te hace reír cuando ves las sesiones de control en el Congreso?

Más que reír me provoca perplejidad el grado de cinismo del que hacen gala. Creo que el discurso, en general, es pobre.

Eres manchego, ¿te gusta Cospedal?

En el sentido físico, es una mujer muy atractiva, y no quiero que se entienda como un mensaje machista ¿eh? En el plano ideológico no.

¿Y de José Bono qué recuerdo tienes?

¡Ay José Bono! Era nuestro gran presidente. Es curioso, tengo dos fotos con Bono. Una cuando fue a mi colegio y me hice una foto con él lleno de orgullo, tenía yo 10 años. Y otra cuando fui a leer la Constitución hace unos años con otros artistas que me volví a hacer una foto con él. Entre una y otra habían pasado 30 años, así que mira su trayectoria.

¿Has ido a varear y a vendimiar alguna vez?

Mira, no. Aunque he estado a punto porque mi novia, ahora esposa, vendimiaba en el pueblo de su madre en El Provencio (Cuenca) donde se hace un vino fantástico. Ella iba a vendimiar y todos los años me amenazaba con llevarme, cuando a mí me cuesta mucho amagarme, doblar el espinazo. Un año estuve a punto, pero al final me condonó.

¿Qué pasa cuando la gente no se ríe en un monólogo?

Confiar en tu material y tirar. A todos nos ha pasado que hay bromas que no gustan, pero sigues. Y al final, como último consuelo piensas: «Bueno, todo esto pasará».

¿Eres más de Gila o de Eugenio?

Más de Gila porque me gustan más los que cuentan historias que los que cuentan chistes, pero me has nombrado dos grandes. Eugenio era un tío que contaba unos chistes muy graciosos y lo hacía muy bien.

La mejor historia de Gila, ¿cuál es?

La de «Yo cuando nací no había nadie en mi casa y mi madre me dijo: es la última vez que naces solo». Me parece una cosa brillantísima.

¿Cuándo vas al fútbol eres de insultar?

Insulto, grito, digo cosas muy inapropiadas. Ahora que tengo hijos intento reprimirme, pero al fin y al cabo el fútbol se tiene que vivir de esa forma.

¿Se liga mucho siendo gracioso?

La gente divertida tiene atractivo, nunca he ligado mucho. Sucede que hay personas que te parecen muy guapas que luego no porque son muy aburridas. Y gente que no te fijas en ellos, que luego son gente divertida. A mí esto me pasa. Los cómicos suplimos nuestra falta de atractivo con nuestro gracejo. Y luego está el caso de Ernesto Sevilla que es un galán y encima es gracioso, se hincha por ello a meter el pizarrín.

Completa esta frase: Albacete…

Una ciudad que llevo en el corazón. La rima de siempre, consonante, pero no hace justicia a Albacete. Es una ciudad de paso pero que la gente cuando se propone conocerla se sorprende. Ahora las fiestas populares se han puesto de moda.

¿Te has comprado los cuchillos de Albacete?

Los cuchillos que tengo en mi casa son de Arcos, una fábrica de allí, son buenísimos.

¿Qué es lo que más te repiten los fans cuando te ven?

Dos cosas: eres más alto de lo que creía y eres menos feo de lo que sales en la tele. ¡Ah, pues no eres tan feo! Cuando me conocen mejoro la imagen que tienen de mí.

Un dicho que siempre usas ¿es?

Virgencica, Virgencica que me quede como estoy. Es una máxima que pienso mucho.

¿Qué canción popular te sabes de La Mancha? Canturreame un poco…

(Cantando) «Tu madre tuvo la culpa por dejar la puerta abierta y yo por meter la mano y yo por estarme quieta». Esto es lo que sucede en la vida, canté esto en el pregón de Albacete.

¿Cuáles son los trucos de seducción de los manchegos?

Un paseo, un poquito de queso, vino y luego un morreo entre cepas. Eso es un planazo.

¿Si pudieras elegir otro apellido sería Monedero?

Estoy contento con el mío, que además es gitano aunque no he salido cetrino. Monederico no me parece un mal apellido tampoco, ni él tampoco me parece un mal tipo.

¿Cómo te llevas con tu suegra?

No me gusta la palabra suegra, le llamo la madre de mi mujer o por su nombre de pila. En general los nombres de la familia política son horribles: cuñao, yerno, nuera. Ella es también manchega y es una mujer excepcional, me llevo bien con ella. Lo de llevarse mal con la suegra es «trasnochao».

Mi relación con la familia consorte es muy buena.

Te digo nombres y tú les pones un apodo, mote… ¿Vamos allá?

Esperanza Aguirre. Se quita las bragas a pedos, quiero decir, una mujer con carácter. No es malo.

Luis Bárcenas. Una especie de nuevo bandolero.

Pedro Sánchez. Es bueno haciendo snowboard, es lo único que sé de él.

Messi. Es lo mejor que ha entrado en barriga. Es el mejor futbolista, no es un Cicerón, pero es lo más.

Soraya Sáenz Santamaría. Me cae bastante bien, la conocí una vez. Es como una muñeca Pin y Pon pero que luego tiene mucho cuajo.

Pablo Iglesias. Es el mayor impacto en nuestra política desde hace décadas, para bien o para mal. Ha dado algo de emoción.

Tania Sánchez. El verso libre, una rebelde dentro de un partido rebelde.

¿Y ti cómo te han llamado?

En mi casa somos mucho de poner motes. Pelusilla de algodón, mi hermano me llamó vagino y yo lo aceptaba con una sonrisa.