Quantcast

TSJCM prohíbe cazar especies exóticas y perdiz con reclamo y retrasa la media veda

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) ha declarado ilegal la caza de perdiz con reclamo, retrasado la media veda y prohibido cazar especies exóticas como el arruí o el muflón, según ha informado Ecologistas en Acción.

Esta organización se ha referido en nota de prensa a las dos sentencias en las que se han dictaminado estas decisiones de «demoledoras e históricas», y ha explicado que la caza de perdiz con reclamo «no se puede realizar desde el 1 de febrero en adelante, pues es época de reproducción en Castilla-La Mancha y la legislación estatal y europea impide la caza de aves en época reproductora».

Asimismo, ha comentado que el TSJCM no considera admisible el argumento de que es una actividad tradicional, por lo que «o bien se ha de realizar fuera de esa época, es decir, dentro de la época de caza ordinaria o, simplemente habrá de dejarse de practicar».

Respecto a la media veda, el grupo ecologista ha señalado que la sentencia indica que debe retrasarse también por coincidir con la época de reproducción hasta el 30 de agosto en el caso de la codorniz y hasta el 20 de agosto en el caso de la tórtola común y de la paloma torcaz.

A la espera de recurso

Por último, la segunda sentencia dictamina que «no se pueden considerar especies de caza las declaradas exóticas e invasoras, las cuales sólo pueden ser objeto de planes destinados a su retirada del medio natural». Según Ecologistas en Acción, esas especies incluidas en el decreto de la Junta eran el arruí y el muflón, a los que la sentencia cita como objeto de prohibición de cazar.

Sin embargo, a causa de un cambio legislativo del Ministerio de Agricultura, el muflón ya no está declarado especie exótica, por lo que podría seguir cazándose, a la espera de que prospere el recurso que tienen interpuestas distintas ONG ecologistas contra este Real Decreto estatal.

Ecologistas en Acción ha opinado que la sentencia «responde con hechos a aquellos que tratan de poner en entredicho la seriedad de argumentos contra las malas prácticas cinegéticas y las normativas que las avalan, como la nueva Ley de Caza de Castilla-La Mancha».

Además ha considerado «seguro» que estas sentencias se recurrirán ante el Tribunal Supremo «bien por la Junta, por Aproca, Asaja o la Federación de Caza de Castilla-La Mancha», aunque han considerado que ejercer este recurso «sería una temeridad, visto que los argumentos jurídicos son incontestables y hay pocas probabilidades de que prosperen».