Quantcast

Gómez acusa a Sánchez de «querer manchar su honorabilidad» y le advierte de que «esto no ha hecho más que empezar»

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El secretario del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, ha acusado este miércoles al líder nacional de su partido, Pedro Sánchez, de «querer manchar su honorabilidad, algo que es intocable» y le ha advertido de que la defenderá «incluso en los tribunales si es necesario».

«Esto está muy lejos de haber acabado. No ha hecho más que empezar», ha añadido Gómez, en respuesta a la decisión del PSOE de destituir a la Ejecutivo regional y de crear una gestora en el PSM para decidir a los candidatos a las elecciones.

Gómez ha mostrado su «sorpresa» por la decisión de Ferraz y ha criticado que se haya enterado de la noticia «por los medios de comunicación». Poco después, ha reconocido que Pedro Sánchez le llamó por teléfono y le confirmó la información argumentando que se debía a la inestabilidad interna en el PSM.

El también portavoz del Grupo Parlamentario socialista le contestó que era «un inmenso error que tenía consecuencias desastrosas para el partido y todos los procesos electorales inmediatos».

«Pertenezco a una familia muy humilde que nunca podrá dejar una herencia porque mi madre es limpiadora y mi padre taxista. Pero me han enseñado a ser honrado, valiente y a defender cuando me atacan injustamente, y eso es lo que voy a hacer. Voy a defender políticamente la democracia y a este federación, que ha actuado siempre con la máxima democracia y llevar nuestros proyectos a amplias capas de la sociedad madrileña. Voy a defender la democracia y a este federación. Y mi honorabilidad en los órganos internos y si es necesario en los tribunales», ha esgrimido.

«Llevamos muchos años dando la batalla política en Madrid por cambiar un gobierno de la derecha de Madrid, por acabar con la corrupción, por dar transparencia y dar a Madrid un futuro distinto. Y lo hemos hecho en condiciones muy duras, luchando contra una maquinaria político, mediática y económica en esta región», ha proseguido.

El hasta ahora líder de los socialistas madrileños ha acusado al PP y a sus aliados de «intentar construir el desgaste del PSOE y de su candidato» y ha lamentado que su secretario nacional «se suba al caballo de ese desgaste» y que «en la debilidad de su liderazgo» ha disuelto la ejecutiva madrileña del PSOE para «fortalecer su poder interno».

Tomás Gómez ha dicho que conoce «bien» a Sánchez porque le ayudó a ser secretario general. «Ese es el único problemilla orgánico que ha tenido la federación hace mucho tiempo, felizmente resuelto», ha apostillado.

Asimismo, ha recordado que le dijo que no a «un demócrata» como el expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, cuando apostó por Trinidad Jiménez como candidata, y compitió, y le dice que no a Sánchez, «que intenta una operación no democrática» y a quien ha acusado de anteponer fortalecer su liderazgo de cara a los procesos internos que vendrán después de mayo, frente a la victoria electoral en Andalucía y a las elecciones del 24 de mayo, lo que ha calificado de «muy grave».

En el mismo sentido, ha destacado que «Zapatero respetó los estatutos como un militante más de este partido y dio una lección de democracia». No obstante, ha reconocido que «mala cosa cuando hay que acudir a estatutos o reglamentos», al tiempo que ha acusado a Sánchez de haber generado una «crisis política» y «en el momento menos oportuno para el PSOE, no solo para el PSM».

«En este momento no sabemos cuál es la situación de la federación. Parece ser que de momento, el candidato sigo siendo yo, desconocemos la situación real, en cuanto recibamos una comunicación formal, podremos actuar», ha indicado Gómez, quien ha precisado ya están preparando «los recursos internos en el partido y también las posibles acciones judiciales».

Según Gómez, ha hablado con «bastante gente de otras federaciones» a las que «esto le parece un atropello», y ha agradecido el apoyo a sus compañeros y las «múltiples llamadas y correos».

UNA IMPUTACIÓN «ES IMPOSIBLE»

«Cuando uno tiene debilidad, como dice mi madre, se le hacen los dedos huéspedes», ha dicho Gómez, quien ha afirmado que «es imposible» que le imputen por el tranvía de Parla, porque, según él, no está siendo investigado. A este respecto, ha insistido en que el Ayuntamiento de Parla no adjudicó la construcción del tranvía sino que fue el Consorcio Regional de Transportes.

«Vale ya con el tranvía, después de dos años no ha habido ninguna imputación», ha subrayado durante su comparecencia, al tiempo que ha recalcado que ni se ha imputado a Tomás Gómez, ni se ha investigado a Tomás Gómez, ni ha habido «ningún problema que afectase a Tomás Gómez», y que todo es «la construcción que ha hecho el PP para intentar erosionar a los socialistas y, en este caso, al candidato» a la Presidencia de la Comunidad de Madrid.

Gómez ha negado que la federación madrileña, que aparentemente ha apoyado a su líder de forma unánime, esté en rebeldía. «No estamos en rebeldía, sino exigiendo que se cumpla la norma, que se cumplan los estatutos con los que nos hemos dotado los socialistas en congresos y debates y a los que hemos llegado. En rebeldía solo está el que no cumple la norma, pero nosotros la cumplimos escrupulosamente, siempre lo hemos hecho», ha explicado Gómez, quien ha manifestado su deseo de que haya «una rectificación» por parte de la dirección federal.

A una pregunta sobre su posible sustitución como candidato por parte del exministro de Educación Ángel Gabilondo, Gómez ha respondido: «No sé si Ángel Gabilondo es manipulable lo que sí que le digo es que yo soy insobornable».