Quantcast

Nadia Santiago: “Todavía no me merezco un Goya, me queda mucho por aprender”

Se estrena en uno de los templos más imponentes, el Infanta Isabel de Madrid (Calle Barquillo, 24, del 14 de enero al 26 de julio). Y lo hace con 'La novia de Papá', donde comparte cartel con rostros muy conocidos como Armando del Río, Eva Isanta y María Castro. De la obra y de su reciente trabajo en la película 'Musarañas' charla con Qué! Nadia de Santiago.

Como decíamos, te estrenas por la puerta grande, en el Infanta Isabel. Vaya responsabilidad…

Me impone mucho. He pasado una semanita que no veas… Pero son nervios positivos, sobre todo por las ganas de que llegue el día. Una vez que empecemos, supongo que cada representación será diferente y la energía del público también. Es otra la diferencia con el cine y la televisión

¿Qué nos cuenta 'La novia de Papa'?

Es una obra muy cercana y familiar pero sobre todo muy realista. Te plantea problemas con los que te puedes sentir muy identificado. Yo vengo también de una familia de padres separados y esa situación es cada vez más frecuente. La obra cuenta cómo la nueva novia de papá se viene a vivir a casa. Tanto mi hermana como yo, que estoy en plena adolescencia, le hacemos mil y una travesuras

¿Recuperamos el mito de la madrastra?

Sí, aunque de forma muy diferente. En los cuentos siempre se la ha visto como un personaje malo pero en la obra es más bien al contrario. Es una mujer que se preocupa por nosotras pero a la que odiamos de forma adolescente simplemente porque es la novia de papá.

Y todo ello con un reparto muy televisivo. ¿Es el teatro una vía de escape frente al frenetismo de la pequeña pantalla?

Yo la verdad es que nunca había hecho teatro pero sí que es verdad que cada medio es diferente y tiene algo bonito y de lo que aprendes. En teatro me siento más libre porque hay proceso creativo de mucho más recorrido, tienes más tiempo para ensayar y te entran otras herramientas que desconocías hasta ahora como la voz y la expresión corporal.

Después de tantos años todavía sigues interpretando papeles de adolescente…

Me encanta sacar mi lado más niño y en ese sentido entro fácil porque soy muy infantil en muchas cosas. Es como hacer un remember hacia la adolescencia. Pero también me gusta sacar de vez en cuando la madurez que llevo dentro

Cine, televisión, teatro… ¿Cómo llevas la fama?

Es como la parte B de nuestro trabajo. Yo tengo suerte de poder llevar una vida muy tranquila porque tampoco tengo un reconocimiento increíble ni tengo problemas para ir por la calle o salir a la compra. Y siempre que alguien se te acerque con cariño y con respecto, es solo una muestra más de que les gusta tu trabajo y eso siempre es bonito.

Finalmente tu nominación a los Goya por 'Musarañas' no ha podido ser, aunque ya lo estuviste por 'Las trece rosas' ¿Son importantes para ti los premios?

Siendo honesta, que no modesta, no me lo merezco todavía. Creo que todavía me queda muchísimo por aprender. Considero que no ha llegado porque no ha llegado. Y tampoco lo espero… Eso sí, ojalá se lo den a Macarena Gómez porque el trabajo que hace en la peli es brutal.

¿Qué personaje te gustaría interpretar en un futuro? ¿Tienes alguna espinita clavada?

Me gustan sobre todo los personajes con un mundo interior complicado porque para el actor es más guay de trabajar. Pero la espinita que tengo clavada es la del cine fantástico… ¡Me encanta! Algo tipo Tim Burton con un personaje muy histriónico. También he descubierto el cine de terror con 'Musarañas' y me encantaría repetir.