Quantcast

Quiroga (PP) apuesta por la «renovación» para «revertir» la pérdida de votos de su partido en los últimos años

Lamenta que han estado «lentos» y no han tenido la «valentía» para hacer frente al «desapego» ciudadano y evitar «populismos»

SAN SEBASTIÁN, 05 (EUROPA PRESS)

La presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, ha apostado por la «renovación de actitud» en su partido, y ha afirmado que su «responsabilidad» es «revertir la tendencia de pérdida de votos que tiene desde hace años», lo cual ha señalado se consigue «solo con trabajo, con pico y pala». También ha lamentado que en el PP han estado «lentos» y no han tenido la «valentía» para hacer frente al «desapego» ciudadano y evitar «populismos», en alusión a la irrupción de Podemos.

En una rueda de prensa en San Sebastián, Quiroga ha señalado que 2015 va a estar marcado por «dos acontecimientos electorales que van a dibujar el camino de nuestra sociedad para los próximos año». «Van a marcar el rumbo de la Euskadi 2020», ha añadido.

Quiroga ha considerado que en el PP vasco se debe de dar «un cambio de actitud» siendo conscientes de que, tras el fin del terrorismo, el partido está «en una nueva etapa» en la que los ciudadanos les miran «de otra manera» y hay que «atender a esa nueva realidad». La dirigente del PP ha señalado que se trata de «un camino de trabajo y esfuerzo y todas las personas que vengan en esa dirección con trabajo, con honestidad, con esfuerzo, con ese pico y pala tendrán las puertas abiertas del PP vasco porque necesitamos a mucha gente».

Según ha señalado, esa «visión» suya del PP vasco y de su situación «es compartida, independientemente de que pueda haber divergencias con determinadas personas». «El diagnóstico creo que es el real, es lo que hay», ha apuntado.

Además, ha asegurado que como presidenta del PP vasco tiene que ser «realista pero también lanzar un mensaje de optimismo» porque el proyecto de su partido en Euskadi «tiene futuro» porque «suma, va en la dirección de lo que ahora mismo se está viviendo en el mundo, esa globalización y necesidad de cooperar, de ser más grandes, de formar estructuras más grandes que está en las antípodas de lo que otros están ofreciendo, como es el nacionalismo».

Preguntada por los periodistas sobre los «problemas» que hay en Gipuzkoa para designar las candidaturas a los próximos comicios municipales y forales si ese diagnóstico es compartido, Quiroga ha apuntado que son «problemas lógicos dentro de las organizaciones que al final las forman personas y cada uno puede tener la visión de que es imprescindible allí donde esté», algo que ha opinado «es un error».

«Lo importante son los equipos, el proyecto, ser conscientes de lo que representamos en Euskadi, para lo que hemos estado siempre en Euskadi y que seamos capaces de impulsar nuevamente este proyecto aquí». Sobre las candidaturas, ha indicado que algunas se refrendarán solo en Gipuzkoa y otras tendrán que ser refrendadas por el Comité nacional, «como son las de los cabezas de lista».

Por otro lado, preguntada por la desconfianza de la ciudadanía en los políticos por los casos de corrupción, ha lamentado que la política «sigue siendo injustamente concebida por algunos», ya que «posibilita la transformación de la realidad y el mantenimiento de las libertades individuales y colectivas que tanto nos ha costado lograr».

La presidenta del PP vasco ha asegurado que le da «bastante rabia» y «cierta indignación» que en el PP no hayan sido «capaces como partido, habiendo detectado ese desapego, de haber tomado las medidas suficientes y haber sido valientes para dar esos pasos sin que haya tenido que venir un Podemos salvador de todos».

«LENTOS»

A su juicio, han estado «lentos» y no han sabido «tomar las decisiones adecuadas, rápidas para evitar que se hayan surgido esos populismos, que no son ni los que generan estabilidad, ni los que generan futuro, ni los que ni siquiera garantizan las libertades que tanto nos ha costado a todos lograr».

«Qué pena que no hemos sido capaces de hacerlo y ahora parece que estamos haciéndolo a rebufo porque parece que nos obligan las circunstancias», ha reflexionado.

No obstante, ha destacado que se han dado cambios como los relativas al control de la financiación de los partidos «necesarios para que España se vaya consolidando como democracia», los cuales, ha considerado habrá que «seguir dando».

En todo caso ha asegurado que el PP vasco va a presentar en los cinco meses que quedan hasta las elecciones forales y municipales de mayo un proyecto «lo más sólido y competitivo posible» porque «lo que está en juego es mucho» y hay una forma de abordar los asuntos públicos «más eficaz y absolutamente comprometida y honesta como la que representa el PP en el País Vasco». A su juicio, en la próxima cita electoral los vascos van a tener que elegir «cuál es el modelo de sociedad que quieren».

«GRAN ATASCO VASCO»

Quiroga ha señalado que el «gran atasco vasco» no es, a su juicio, «la relación de Euskadi con España», sino «rejuvenecer» el País Vasco, «la enorme brecha generacional que se abre», y hacerlo «cooperando, sumando y aportando estabilidad institucional», para lo cual hay que «atender el gasto social y repensarlo muy bien».

«Por eso es importante saber cómo estamos gastando el dinero público, gestionando ese dinero público que dedicamos a la solidaridad» y así ha demandado «una mejor gestión de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI)».

Quiroga ha destacado que se invierte «enorme dinero público» en Educación, lo que supone que «tenemos recursos de talento, de capital humano, que luego se desperdician porque no se logran capitalizar en empleo», por ello ha apostado por desarrollar una política de empleo «específica para los jóvenes vascos», así como apoyo a las familias y a la conciliación familiar y a las parejas para «fomentar la natalidad», lo que ha asegurado serán las «prioridades» de su partido en estos meses.

«El PP vasco ofrece defensa de nuestro nivel de autogobierno, eficacia en el desarrollo competencial vasco, fundamentalmente para materias tan sensibles como el empleo joven y el apoyo a las familias, lealtad a la España constitucional y autonómica y consolidación de Euskadi en el proyecto europeo», ha afirmado, para añadir que otras propuestas, «como las del PNV», anuncian «una nueva era en 2015 cuestionando los acuerdos de convivencia y los pactos con el conjunto de España, argumentos ya viejos en una situación política nueva».

La presidenta del PP vasco ha criticado también «la falta de concreción de un modelo social sostenible» por parte del Gobierno vasco del PNV que «no es capaz de dar repuesta a los retos de Euskadi».