Quantcast

El perro que se vuelve loco viendo la televisión

Esta histérico. Como hipnotizado. Habrá quien diga que algún aficionado a los exorcismos verá en la reacción de este can la obra del mismísimo diablo, pero la verdad, es gracioso y llamativo. No deja de ir de un lado de la tele a otro, salta y ladra. Siempre pendiente de la luz que emite el aparato. No sabemos si es que asistimos junto al animal a su programa favorito o es que le encandila cualquier contenido que emitan por la 'caja tonta'. Pero sí. Le gusta.

Hay que hacer notar de todos modos, que si observamos con detención la pantalla veremos que la figura que aparecer es la de un mapache, un animal originario del continente americano y que no vive en España. Está claro que la figura del pequeño carnívoro no le gusta. O le gusta mucho.