Quantcast

El arzobispo de Madrid, Carlos Osoro: «Si me lo pidieran, mediaría como lo ha hecho el Papa Francisco»

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

El arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, ha afirmado que, si le pidieran mediar en conflictos internos de España, estaría dispuesto a hacerlo pero «no como político, sino como obispo» al igual que lo ha hecho el Papa Francisco para la normalización de relaciones entre EE.UU. y Cuba.

«Si me lo pidieran haciendo de obispo sí, yo no soy político. Como el Papa Francisco sí, siempre», ha subrayado en una entrevista concedida a Europa Press.

No obstante, ha precisado que lo que ha hecho el Pontífice ha sido «una mediación evangélica» y considera que «quien quiera hacer una lectura política está haciendo un falseamiento de la intervención que ha hecho el Papa».

«Lo que hace es lo que nuestro Señor dice que es posible, que los hombres nos entendamos, que es necesario que dialoguemos, que pongamos todos los medios para encontrarnos y que eliminemos todas las barreras que impiden los encuentros y que nos llevan cada día a máximos desencuentros», ha explicado.

Así, ha insistido en que «hacer otras lecturas es falsear algo que nace del mandato que el Señor le ha entregado en la Iglesia como sucesor de Pedro: mantener viva la comunión en la Iglesia». «Es una tarea bellísima que la está haciendo de una forma extraordinaria el Papa Francisco», ha matizado.

Para el arzobispo de Madrid, este es «el gran liderazgo» que les ha dado el Papa Francisco y «solamente desde una lectura evangélica se ve la profundidad que él mismo tiene y que él quiere dar».

Por otro lado, preguntado por las políticas españolas de inmigración y por las devoluciones en caliente, Osoro ha indicado que «no sería lícito» decidir las medidas políticas que se tienen que tomar sino preocuparse de la actuación de la Iglesia que debe «repetir» que Dios ha hecho a todos «hijos» y que hay que hacer «hueco siempre a los hermanos».

«Yo no puedo hablar de lo que hacen los demás ni sería lícito, lo que tengo que decir es cómo la Iglesia se tiene que preocupar de aquellos que tienen que vivir la experiencia de la inmigración que es dolorosa siempre, nos hace separarnos de las personas queridas. Y la Iglesia tiene que decir que Dios nos ha hecho a todos hombres, hijos y hermanos y todos tenemos que disponer un sitio para nuestro hermano siempre», ha subrayado.

En esta línea, ha invitado a actuar «no solo con palabras» sino sobre todo «con obras». «Estos últimos días he estado en algún comedor donde se atiende a gente, en instituciones de la Iglesia donde se acoge a quienes más necesidades tienen. Las teorizaciones es fácil hacerlas pero hacer obras es lo más difícil», ha advertido.

Concretamente, ha destacado la «gran respuesta» que dan ante la crisis las instituciones de la Iglesia mantenidas por la vida consagrada y las Cáritas que «fundamentalmente no dicen palabras, hacen obras concretas de apoyo, desarrollo, ayuda, entrega» con «tantos voluntarios que trabajan por los más desfavorecidos».

«La evangelización hay que hacerla de rodillas y poniendo en ejercicio los pies, las manos y la cabeza para ayudar a los demás», ha insistido Osoro.

Sobre las relaciones con las administraciones y el Gobierno durante estos dos primeros meses en la diócesis de Madrid, el arzobispo ha asegurado que son «muy normales y buenas», que ha «hablado con todos» respondiendo a lo que le han preguntado y diciendo lo que él piensa si ha tenido la posibilidad de hacerlo.