Quantcast

Adán y Eva: La incultura y el cuerpo de Ana Raisa, protagonistas del último programa

El final del reality revelación de la temporada, Adán y Eva, se fue por todo lo alto. No dejó indiferente a nadie y es que sus concursantes desnudos han sido durante estas diez entregas muy controvertidos. Muchos han buscado el amor sin dejarse llevar por el físico, uno de los puntos claves del programa. Otros, han dado calabazas a más de uno y de una para, después, arrepentirse. 

Como no podía ser de otra forma, la despedida estuvo marcada por una rumana con un cuerpo espectacular que no pasó desapercibida por las redes sociales. Ana Raisa, que así se llamaba, asombró a las redes con su belleza y simpatía. La Eva que había ido en busca de su Adán se encontró con un chico de lo más atractivo que ha pasado por allí, con permiso de Coman

José, Ricardo y Ana Raisa protagonizaron uno de los triángulos amorosos más candentes hasta el momento. Y no solo por el amor, sino por las excentricidades de la joven y las perlitas que soltó por la boca el musculitos. 

El guaperas no sabía cuál era la diferencia entre ganador y perdedor. ¿Y Gorvachov? «Un tenista», contestó Ricardo. Ante esta falta de cultura, la rumana a la que le gusta tener como mascota un escorpión, eligió al otro Adán, a pesar de que en ningún momento le atrajo físicamente. La peculiar Ana Raisa le sometió a un conjuro mágico que, por lo que se conoció después, no obtuvo resultados, ya que confesó que no había visto a su pretendiente desde que finalizara el concurso. 

Los buenos datos de audiencia y el éxito que ha tenido el programa entre la gente joven ha hecho que se renueve el reality por una segunda temporada. Los castings ya están empezando, ¿te atreverías a participar?