Quantcast

Mueren dos policías tiroteados en su coche patrulla en Brooklyn

Nuevo episodio de violencia en las calles de Nueva York. Dos policías han fallecido después de ser tiroteados por un individuo en el barrio de Brooklyn, que justó unos minutos más tarde decidió suicidarse.

Bratton ha comparecido junto al alcalde de Nueva York, Bill de
Blasio, para informar de las investigaciones en torno al «asesinato» de
los dos policías, que han sido tiroteados cuando se encontraban en su
coche patrulla, además de condenar lo ocurrido. Según fuentes policiales, el responsable del tiroteo había atacado a su mujer y criticado a la Policía en Twitter de forma reiterada.

El comisario ha explicado que el atacante se ha situado a poca distancia del coche, por el lado del copiloto, y disparó su arma «numerosas veces», hiriendo a ambos agentes en la cabeza. Los policías
«no tuvieron la oportunidad de sacar sus armas», ha afirmado.

«Puede que ni siquiera tuviesen la opoetunidad de ver a su asesino»,
ha criticado Bratton, que ha identificado a los policías como el agente
Ramos y el agente Liu y ha situado el tiroteo en la esquina de la
avenida Tomplins con Myrtle, en el barrio de Bedford-Suyvesant, en
Brooklyn.

Después de dispararles, el autor de los hechos huyó a una estación de
metro cercana, donde se disparó a sí mismo en la cabeza.
Horas antes,
había disparado y herido de gravedad a su novia en Maryland. Las
autoridads han recuperado una pistola en la estación.

«SIMPLEMENTE ASESINADOS»

«Han sido simplemente asesinados», ha afirmado Bratton, que ha
explicado que el autor del tiroteo, que ha sido identificado como el
joven negro Ismaayl Brinsley, de 28 años de edad, que había realizado varias publicaciones en contra de las fuerzas de seguridad en las redes sociales.

En una de estas publicaciones, Brinsley afirmaba: «Se han llevado a
uno de los nuestros, vamos a llevarnos a dos de ellos», lo que podría
relacionar este ataque con la muerte del joven negro Eric Garner, que
provocó una ola de protestas en la ciudad en contra de la violencia
policial.

De hecho, numerosos usuarios de Twitter han lanzado la etiqueta 'Blue
Lives Matter' (Las vidas azules importan) para expresar su dolor por la
muerte de los dos agentes, en un movimiento similar al 'Black Lives
Matter' (Las vidas negras importan), una de las consignas más repetidas
en las manifestaciones de las últimas semanas.

BILL DE BLASIO CONDENA EL ASESINATO

Por su parte, Bill de Blasio ha lamentado el incidente, que ha
calificado de «acto despreciable» y ha afirmado que la ciudad «está
de
luto». «Es un ataque a todos nosotros», ha afirmado. «Hemos perdido a
dos hombres que han dado su vida por protegernos», ha subrayado.

El alcalde ha explicado que se ha reunido con los faimilares de los
dos agentes fallecidos, incluido con el hijo de trece años de uno de
ellos, que no puede entender qué le ha pasado a su padre», ha informado
'The New York Times'.