Quantcast

Cuba y EE.UU agradecen al Papa Francisco y Canadá su trabajo de mediación

El papa Francisco jugó un papel clave en los contactos secretos que mantuvieron durante meses las delegaciones de Cuba y Estados Unidos para iniciar un proceso de normalización de las relaciones bilaterales, según señalaron hoy altos funcionarios de la Casa Blanca bajo anonimato, citados por varias agencias internacionales.

El Papa realizó un llamado personal a Barack Obama en una carta remitida «este verano» boreal y separadamente otra a Raúl Castro. Además, el Vaticano recibió a delegaciones de ambos países para culminar el acercamiento, explicó la fuente anónima.

Las conversaciones ocurrieron en Canadá y el Vaticano, e incluyeron la participación personal del Sumo Pontífice.

Según medios periodísticos de La Habana y Washington, el nuevo escenario incluiría el fin a las restricciones en viajes y la apertura de las respectivas embajadas.