Quantcast

Gasóleo barato por debajo de un euro: Guerra de precios de carburantes

Rebajas en las gasolineras cuando menos lo esperabas.Casi un centenar de gasolineras en España han lanzado un órdago en vísperas de la vacaciones de Navidad a las grandes petroleras y distribuidoras al rebajar por debajo de la barrera del euro el precio del litro de gasóleo para automoción. La práctica totalidad de estos establecimientos low cost son de 'marca blanca', es decir independientes, o forman parte de la red comercial de grandes cadenas de hipermercados.

Las últimas gasolineras en reducir el precio a 0,99 euros han sido las que tiene el gigante francés de la distribución E.Leclerc en la Comunidad de Madrid.  Además, las estaciones de servicio ubicadas situadas junto a los hipermercados se han erigido en los últimos meses en los grandes animadores en materia de competencia y guerra de precios. 

Eso sí, hay comunidades más beneficiadas que otras en esta guerra de precios. Así, la mitad de las gasolineras que ofrecen el litro de diésel por debajo del euro se encuentran localizadas en Cataluña. ¿Por qué? El factor diferencial está siendo la cadena de gasolineras Esclatoil, que ha bajado esta Navidad sus carburantes en las 30 gasolineras que tiene la firma.

Entre las 80 gasolineras que anuncian al Ministerio de Industria precios por debajo del euro no se encontraba aún ninguna abanderada por las grandes petroleras, a pesar de que sólo entre Repsol, Cepsa y BP suman alrededor de 4.250 establecimientos. Esta cifra equivale a una cuota del mercado superior al 40%. Sólo Repsol, en su marca low cost, Campsa Express ha rebajado el precio por debajo del euro.

En contraste, en la lista de gasolineras que venden por debajo del euro sí están las gasolineras con rótulos de otras cadenas de distribución como Eroski, Alcampo, Simply o Bonárea. 

Y es que las grandes petroleras están remarcando estos días que el 50% del precio del carburante está formado por impuestos, una situación que a su juicio frena la traslación de precios desde el barril de crudo al surtidor. En el caso de la gasolina este porcentaje se eleva incluso al 57%, según cifras de la patronal AOP.