Quantcast

Una niña se queda parcialmente ciega por un tinte de pestañas

Masha Kuznetszova, una niña rusa de 13 años, se ha quedado parcialmente ciega tras aplicarse un tinte de pestañas que le costó 3,77 euros.

El producto se lo habían recomendado en un salón de belleza, al que había acudido para realizarse un tratamiento. 

Tras salir del salón, la joven natural de Volvogrado comenzó a notar los daños del tinte, que finalmente le han dejado parcialmente ciega. 

Masha Kuznetszova es cantante y, a pesar de su corta edad, solía maquillarse para cada una de sus actuaciones. Sin embargo, al acudir a su centro de belleza le recomendaron teñirse las pestañas en lugar de maquillarse tan a menudo, tal y como explican en el Daily Mail. Este tratamiento le costó apenas 4 euros y los resultados no solo no fueron los esperados, sino que además el producto le causó graves daños en la vista. 

Los graves daños en su vista han sido provocados por no mezclar bien los productos químicos que se utilizan para la coloración de las pestañas, y por no aplicar la mezcla correctamente después, tal y como ha explicado en varios medios locales la experta rusa en maquillaje Elena Antonova. 

Tras este gravísimo error el padre de la adolescente ha asegurado que tiene intención de emprender acciones legales contra el centro de belleza, por no aplicarle bien el producto a la pequeña Masha Kuznetszova y por no avisarle previamente de los daños que le podía causar.