Quantcast

Los hoteleros mejoran en un 8% sus expectativas para la campaña de invierno

Se constata un fuerte descenso de turistas rusos por la depreciación del rublo

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El sector hotelero español se muestra optimista, dentro de la cautela, en sus perspectivas para la temporada invernal 2014-2015 con un incremento del 8% con respecto al mismo periodo de la pasada temporada, según el Observatorio de la Industria Hotelera elaborado por la Confederación Española de Hotelera elaborado por la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) y PwC.

No obstante, la patronal hotelera explica que a pesar de estas buenas perspectivas, el dato «no implica la recuperación y el crecimiento global» del sector para la próxima temporada, que se sitúa en el 52,5 puntos, lo que supone un incremento del 11,1% comparado con el mismo periodo del año pasado.

El presidente de la CEHAT, Juan Molas, puso en valor «la bajada del petróleo» y la confianza en la recuperación económica que puede dar sorpresas positivas en los próximos meses».

Factores positivos que se unen al «gran esfuerzo que realizarán los empresarios y las Administraciones en el aumento de la promoción en los destinos españoles», según destaco el secretario general de la patronal, Ramón Estalella.

«Tras un calendario laboral del cuarto trimestre poco propicio para vacaciones y escapadas, esperamos ver compensados los resultados para el resto de la temporada invernal, gracias al mantenimiento de la afluencia de turistas extranjeros, y a una recuperación del turismo doméstico debida a las mejores perspectivas de la economía española», explicó el socio responsable de Turismo, Transporte y Servicios de PwC, David Samu.

Esta mejora de la confianza del sector hotelero español se refleja en casi todos los factores analizados, los índices más estables corresponden al de pernoctaciones, oferta de plazas, estancia media, precio medio, esfuerzo promocional de las Administraciones Públicas, esfuerzo publicitario del sector privado y rentabilidad, aunque se observa un aumento significativo en las tres últimas variables.

CAÍDA DE TURISTAS RUSOS.

En cuanto a las pernoctaciones, el índice de pernoctaciones se sitúa en los 50,3 puntos, lo que se traduce en un descenso del 4,9% con respecto a la misma temporada del año anterior. Además, un 71,5% de los encuestados prevé que el número de viajeros nacionales no bajará, frente a un 20,2% que afirma que sí lo hará.

Mientras que un 35,1% espera que la llegada de turistas extranjeros se incremente, y un 43,9% sostiene que al menos se mantendrá. Por último, las expectativas son muy positivas en referencia a las pernoctaciones de turistas procedentes de Reino Unido, Alemania, Francia y Países Nórdicos.

Sólo mantienen sus perspectivas negativas la caída de turistas rusos debido a la depreciación del rublo. Dentro del territorio nacional Cataluña, que recibe alrededor del 54% del mercado ruso, ha sido la comunidad que más le ha afectado este descenso, aunque dentro de este informe un 35% considera que crecerá el número de turistas extranjeros frente al 20% de los encuestados que asegura que la cifra disminuirá.

DESCIENDE LIGERAMENTE LA ESTANCIA MEDIA.

Durante el pasado año, la estancia media se situó en el 48,6 y este año desciende ligeramente hasta alcanzar los 48 puntos porcentuales. Estos datos se mantienen en los viajes de menos de 3 días y entre 3 y 7 días.

Las expectativas sobre la evolución del precio medio han mejorado respecto a los ejercicios anteriores, por lo que durante esta temporada se sitúa en el 56,8% más que en la misma temporada del ejercicio anterior. De hecho, un 60,9% de los encuestados prevén que el precio medio se mantenga.

La perspectiva del sector en referencia a la evolución de la oferta hotelera presenta un índice que llega a los 48,3 puntos, con un 83,3% de los encuestados que piensan que se mantendrá y un 6,6% que opinan que será aún mayor.

INCREMENTO DE LA RENTABILIDAD.

Por lo que se refiere a la rentabilidad, por primera vez se sitúa en variaciones significativas con una tasa de 57,2 puntos. Ha habido una evolución del pesimismo sobre este factor y a pesar del mantenimiento en los baremos de rentabilidad se muestran cuotas cercanas al crecimiento.

En lo que a esfuerzo promocional de las Administraciones Públicas se refiere, el OHE Hotelero muestra también una variación significativa con un índice de 51,5 puntos. De igual manera, el esfuerzo publicitario también se incrementa en 11,2 puntos en comparación con la misma temporada del año anterior, hasta llegar a los 44,3 puntos, aunque un 71,1% de los encuestados considera que se mantendrá igual.

Finalmente, en lo que se refiere a los canales de intermediación, si bien la indirecta es el más frecuente utilizado por los viajeros, se detecta un crecimiento de la contratación directa, tanto por el mercado nacional (20%) como por el extranjero (26%).