Quantcast

Los manifestantes aceptan retirarse del Almirantazgo pero avisan de que volverán a ocupar Hong Kong

HONG KONG, 11 (Reuters/EP)

Los manifestantes que ocupaban la céntrica plaza del Almirantazgo, el lugar en el que se encuentra la sede del Gobierno de Hong Kong y la zona de negocios de la antigua colonia británica, han aceptado retirarse ante la operación de desalojo de la Policía pero han advertido de que volverán con sus protestas para exigir que el gobernador sea designado en unas elecciones completamente democráticas.

Grupos de hasta cuatro agentes de Policía han comenzado a llevarse a los manifestantes concentrados en el céntrico emplazamiento, después de que trabajadores locales desmantelaran las barricadas y los campamentos levantados por los participantes en las manifestaciones prodemocracia.

Martin Lee, uno de los fundadores de la formación opositora Partido Democrático, el dirigente estudiantil Nathan Law, el magnate mediático Jimmy Lai y varios parlamentarios están entre las personas que han sido desalojadas del Almirantazgo.

Las manifestaciones para exigir elecciones libres en la antigua colonia británica han supuesto uno de los mayores desafíos que ha tenido que afrontar el régimen comunista chino desde las movilizaciones de la plaza de Tiananmen, en 1989, que fueron brutalmente reprimidas por las autoridades de Pekín.

Cientos de agentes de Policía se han desplegado por diferentes partes de la zona del Almirantazgo, supervisando las tiendas de campaña antes de desmantelarlas y de retirar las barras de metal, los plásticos y los paraguas que los manifestantes han utilizado en anteriores ocasiones para enfrentarse a los agentes.

“El movimiento ha sido surrealista. Nadie podía pensar que duraría más de dos meses… en un lugar en el que el tiempo y el dinero son lo más importante”, ha explicado el manifestante Javis Luk, de 27 años de edad.

NO HA HABIDO RESISTENCIA

Los manifestantes no han presentado mucha resistencia frente a los agentes de la Policía y la mayoría de ellos han recogido sus pertenencias, mantas y almohadas antes de que se desmantelaran sus tiendas.

Sin embargo, algunos de ellos se han burlado de los agentes y han cantado lemas contra el gobernador de Hong Kong, Leung Chun Ying. “Esta es la última advertencia para C.Y. Leung. ¡Muestra tu cara!”, ha afirmado.

Varios parlamentarios opositores y el magnate de los medios de Hong Kong Jimmy Lai, muy crítico con el régimen de Pekín, han realizado una sentada frente a una base del Ejército Popular chino y han realizado el saludo con tres dedos popularizado por película 'Los juegos del hambre', basada en la novela homónima de Suzanne Collins.

“El movimiento ha sido un proceso de despertar para Hong Kong. Las personas que no estaban interesadas en política antes ahora lo están y no tienen miedo de ser arrestadas, especialmente los jóvenes”, ha explicado el parlamentario del Partido Laborista Lee Cheuk Yan.

El desalojo de la plaza del Almirantazgo llega después de más de dos semanas de que las autoridades hayan retirado las barricadas de la zona de acampada en el distrito de Mong Kok, lo que provocó varias noches de enfrentamientos entre policías y manifestantes. Algunos manifestantes de esa zona continúan concentrados en la bahía de Causeway.

Las manifestaciones para exigir unas elecciones democráticas han llegado a reunir a más de 100.000 personas en la antigua colonia británica. Aunque muchos de los manifestantes han decidido retirarse pacíficamente, el mensaje que han repetido en su marcha es que regresarán.