Quantcast

Rajoy achaca las tirantes relaciones con el Gobierno de Venezuela a que a él le gusta la democracia

VERACRUZ (MÉXICO), 9 (de la enviada especial de EUROPA PRESS, Beatriz Fernández)

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha achacado las tirantes relaciones que mantiene con el Gobierno de Venezuela a que a él le gusta la democracia, en el marco de la Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno, que se celebra en la ciudad de Veracruz (México).

Preguntado por su mala relación con el presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha indicado que procura tener «las mejores relaciones posibles» y que va a seguir intentándolo. «Pero a mí me gusta la democracia y tengo derecho a que me guste», se ha limitado a decir, en una entrevista con una televisión mexicana.

Maduro decidió llamar a consultas a su embajador en Madrid en señal de protesta por que Rajoy recibiera a la mujer del líder opositor Leopoldo López y expresara su preocupación por su detención en un penal venezolano acusado de ser el instigador de las revueltas violentas entre estudiantes y el Gobierno de Maduro.

A Rajoy también se le ha preguntado por Cuba, pero se ha limitado a señalar que «el mundo algo ha cambiado» desde la revolución cubana del 59 que terminó con la dictadura del general Batista y desembocó en el régimen castrista.