Quantcast

Piden 33 años para tres 'ñetas' por intentar matar a dos jóvenes de una banda rival en marzo de 2012

De no encontrar a miembros de los 'Bloods' tenían previsto agresiones «al azar»

BARCELONA, 8 (EUROPA PRESS)

Tres miembros de la banda latina 'Ñetas' se enfrentan en un juicio en la Audiencia de Barcelona a 33 años de cárcel por presuntamente haber intentado matar «por venganza» a dos jóvenes de una banda rival el 28 de marzo de 2012, uno de ellos menor de edad.

Según el relato del fiscal previo a la vista prevista para este jueves, Freddy Ronald M., Iván Patricio H., alias 'Ivancito el famosito', y Jonathan R. se reunieron con otros miembros cerca del metro de Can Vidalet, en Esplugues de Llobregat (Barcelona), para ponerse de acuerdo en hacer una 'caída', es decir, agredir a una banda contraria por venganza.

Incluso, decidieron que si no encontraban a integrantes de esta banda, «entonces agredirían a personas escogidas al azar»: la decisión fue que tenía que ser de gravedad, pudiendo llegar a matarlos, según Fiscalía.

Armados con bates de béisbol, botellas de cristal, piedras, palos y la mayoría con la cara tapada, sobre las 19.30 del mismo día fueron a la Plaza Mare de Dèu del Pilar de l'Hospitalet de Llobregat localizaron a dos jóvenes que identificaron como miembros de los 'Bloods' y «decidieron acabar con sus vidas aprovechándose de su superioridad numérica y de que no podrían ser reconocidos».

A uno de ellos, citado como testigo protegido para el juicio, le dieron puñetazos y golpes con un bate de béisbol en el hombro, costillas y estómago, pero consiguió saltar una valla de dos metros y huir.

Después, los acusados acompañados de algunos menores, se abalanzaron sobre el otro joven y protagonizaron una «agresión colectiva» con cinturones, puñetazos, botellazos en la cabeza, y además le golpearon en espalda y cabeza con bates de béisbol; se dispersaron cuando vieron que otras personas acudían a socorrerlo.

PERTENENCIA A GRUPO CRIMINAL

«Los golpes que sufrió eran un medio apropiado para causarle la muerte y pudieron hacerlo de no haber sido tratado médicamente», sostiene el fiscal sobre la víctima, de 17 años entonces.

Por todo ello, pide para cada uno de los tres acusados 24 cuatro años de cárcel por dos delitos de asesinato en grado de tentativa; cuatro por delito de pertenencia a grupo criminal, y cinco más por el presunto delito de robo con violencia, ya que sustrajeron al menor un teléfono móvil.

Además, el fiscal pide que indemnicen conjuntamente con 40.000 euros al joven por las lesiones, secuelas y daño moral causados, y con 6.000 euros a la víctima que será citado como testigo protegido.