Quantcast

Pablo Iglesias en TVE: “Podemos ha cambiado por responsabilidad de Estado”

Hemos tenido que cambiar el gesto por responsabilidad del Estado”. Así reconocía este viernes Pablo Iglesias el cambio del mensaje experimentado últimamente en las declaraciones y actitudes de algunos de los miembros de su partido.

El cambio de mensaje fue explicado en la entrevista más esperada de Iglesias tras la polémica por su 'desaparición' del canal televisivo público en los últimos meses. El líder de Podemos fue entrevistado en la noche de este viernes en ´La Noche en 24H´. Era la primera ocasión en que Iglesias acudía a un plató de la cadena pública después de disponer de amplia presencia en las televisiones privadas. Allí, Iglesias se encontró ante las preguntas de los tertulianos Graciano Palomo, Alfonso Rojo, Julio César Herrero y Antonio Papell.

En sus declaraciones, Pablo Iglesias reconoce que “es más fácil hacer un programa para unas elecciones europeas que para unas generales”. El líder de Podemos confiesa además que para los próximos comicios tendrán que defenderse y “hacer un programa serio, viable y responsable”.

Palomo y Rojo se mostraron especialmente incisivos con Pablo Iglesias. El primero le preguntó con insistencia si se consideraba comunista. Por su parte, Rojo e Iglesias se enzarzaron en un debate sobre las propuestas y la ideología de Podemos en el que el periodista criticó con dureza a Iglesias y éste le rebatió tratando de demostrar que no había cumplido con la ética y la deontología periodísticas en su quehacer informativo.

Pablo Iglesias, en 'La noche en 24H' atacó además a los dirigentes del PP y PSOE en reiteradas ocasiones. “Zapatero prometió el pleno empleo y Rajoy 3,5 millones de puestos de trabajo, eso si que es populismo”.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, denunció, además, la “presión política” que se está ejerciendo sobre Podemos con casos como el de Íñigo Errejón, secretario Político de la formación, y su contrato de investigación en la Universidad de Málaga y ha defendido que desde la formación siempre se “ha dado la cara” a la hora de dar explicaciones sobre esta u otras acusaciones contra los miembros de la dirección del partido.

En este sentido, el eurodiputado ha hecho hincapié en las falsedades y mentiras que se han publicado sobre el contrato de Errejón como investigador en la Universidad de Málaga mientras compaginaba esta labor con su actividad política. “Es falso que el contrato sea fraudulento; sí podía trabajar desde otra ciudad; claro que cumplió el trabajo, se han presentado en plazo y son magníficos”.

En este sentido, ha denunciado la dureza de las acusaciones contra Errejón cuando “sólo le falta presentar un papel” y, en este sentido, ha aludido a la intervención en la caso de hasta la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que llegó a exigir al secretario Político de Podemos la devolución de los 1.825 euros mensuales que percibía en virtud de ese contrato.

El secretario general de Podemos también ha sido cuestionado por su afinidad con el Gobierno de Venezuela . Rechazó que él defienda ese modelo político para España. “Para gobernar en España, claro que me voy a fijar en Finlandia y en Noruega y no en lo que se hace en América Latina”, ha hecho hincapié.

Ahondando en esta idea, Pablo Iglesias ha admitido que la corrupción en Venezuela es “escandalosa” y ha aludido igualmente a la inseguridad que se vive en el país. Los modelos políticos de América Latina, ha apostillado, no sirven para España, donde sus modelos son los de países como Finlandia o Noruega.

En materia económica y preguntado por la foma en que podría cumplir con su programa en temas como la reestructuración de la deuda o la renta mínima, el líder de Podemos defendió que a la formación le “salen las cuentas” y ha defendido que se podrían conseguir 92.000 millones más de euros de recaudación si España se situara en el nivel de recaudación media europeo.

Iglesias abogó por actuar con mayor carga impositiva para las grandes fortunas, que actualmente pagan menos impuestos, y sobre los paraísos fiscales. “Es un problema de cómo se utiliza el Presupuesto”, dijo tras denunciar que los mayores esfuerzos caen sobre el asalariado y las pymes, y ha llamado a “ir a por los que casi no pagan impuestos”.