Quantcast

El director del proyecto de Errejón sospecha que la apertura del expediente responde a «un error administrativo»

Si el motivo argumentado por la UMA es razonable, dice, que le impongan la sanción: «no voy a pelear contra molinos de viento»

MÁLAGA, 4 (EUROPA PRESS)

El profesor de la Universidad de Málaga (UMA) Alberto Montero, director del proyecto en el que participaba el responsable de la Secretaría Política de Podemos, Íñigo Errejón, suspendido provisionalmente de empleo y sueldo, ha confiado en que la institución académica haya abierto con «buen criterio» el expediente disciplinario a ambos y que lo concluya «con el mismo criterio». Sospecha que «todo responde a algún error en el proceso administrativo; no creo que sea por nada más».

Así, el profesor universitario e integrante de la dirección nacional de Podemos ha aclarado que en la comunicación recibida no se le detallan las causas por las que se adopta esta decisión, pero también ha dicho que «confío mucho en la institución para la que trabajo», añadiendo, en consecuencia, que «confío en que el expediente se cierre conforme se tenga que cerrar, me da igual». Eso sí, ha apuntado, «espero que se justifique cuál es el motivo de la apertura y que se cierre conforme a ese motivo; no le doy más importancia».

De hecho, ha manifestado a Europa Press que «si veo que los motivos que argumentan son razonables, que me impongan la sanción correspondiente; no voy a pelear contra molinos de viento; tengo muchas más cosas que hacer, entre ellas la investigación para la que me pagan».

«NEUTRALIZAR A PODEMOS»

Pese a todo ello, ha insistido en que, detrás de esta polémica, «hay una reacción para tratar de neutralizar a Podemos», reiterando sus palabras de la semana pasada acerca de que existía «una ofensiva de grupos políticos temerosos del ascenso» de esta formación. «Como es Iñigo Errejón, ahí está el ruido», ha subrayado.

Aunque ha insistido en que «si lo han abierto, tendrán sus razones, y cuando lo cierren, lo cerrarán con sus razones», también ha reconocido sentirse «sorprendido» por la incoación de dicho expediente disciplinario.

No obstante, Montero ha supuesto que «es un procedimiento normal; si ha habido algún defecto administrativo, puede ser normal que se abra para regularlo».

Así, ha dejado claro que ha ido presentando los resultados del proyecto y los informes de Errejón tanto ante la Junta, que es quien lo financia, como ante la UMA. «Está todo justificado, por lo que sospecho que ha habido algún error en el procedimiento administrativo y que había algún papel que cumplimentar que no he cumplimentado», ha precisado.

En este sentido, ha vuelto a defender que Errejón «ha cumplido con la carga de trabajo que le encomendé, pero si la UMA considera que no podía estar en Madrid, sino en Málaga –dio un permiso de palabra para ello–, pues ya está, que se ponga la sanción que sea oportuna y ya está». «A lo mejor la autorización, en vez de verbal, tenía que ser escrita, no sé», ha opinado.

RECURSO

Preguntado por si va a recurrir la apertura del expediente disciplinario, ha comentado que «cuando me llegue el escrito, responderé y seguiré el procedimiento». «No lo he valorado, cuando me comuniquen por qué lo abren veré si recurro», ha indicado.

Según una resolución firmada por la rectora, Adelaida de la Calle, la Universidad ha suspendido provisionalmente de empleo y sueldo al secretario de Política de Podemos, contratado como investigador, ante los indicios del incumplimiento de sus obligaciones laborales –40 horas semanales trabajando en la UMA–. Ante esto, se incoa un expediente disciplinario, tanto a él como a Montero, miembro también del comité de la dirección política de esta formación, como responsable de controlar el trabajo realizado.

El contrato como investigador de Errejón para el desarrollo del proyecto denominado 'La vivienda en Andalucía: diagnóstico, análisis y propuestas de políticas públicas para la desmercantilización de la vivienda', que financia la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía, dependiente de la Consejería de Fomento, era de 40 horas semanales, con un sueldo bruto mensual de 1.825 euros.