Quantcast
jueves, 28 octubre 2021 12:47

El Fiscal descarta que Pantani fuera asesinado por ingesta masiva de cocaína

La Fiscalía de Rimini ha presentado un informe en el que señala que los golpes hallados en el cadáver del ciclista Marco Pantani, muerto en 2004, fueron autoinfligidos tras el «delirio» en el que se sumió fruto de la ingesta masiva de cocaína.

«Las lesiones sobre el cadáver de Marco Pantani son compatibles con heridas autoinfligidas, típicas de un delirio por cocaína o crisis epilépticas», defendió el fiscal Paolo Giovagnoli en su informe difundido por los medios y entregado al abogado de la familia del ciclista, Antonio de Rensis. De este modo, el fiscal ratificó la tesis defendida por el médico que practicó la autopsia de Pantani hace una década, Giuseppe Fortuni.

Tanto el letrado como la madre del escalador, Tonina Pantani, han venido defendiendo en múltiples ocasiones que las 16 heridas halladas sobre el cuello, la cara y las muñecas del ciclista se debieron a su resistencia a unos supuestos asesinos que, posteriormente, le obligaron a ingerir cocaína diluida en agua. Las tesis de la familia y del abogado propiciaron la reapertura el pasado agosto de las investigaciones por «homicidio voluntario», sucedido el 14 de febrero de 2004 en el hotel Le Rose de Rimini.

Esta teoría se basa en los resultados de otro experto, el profesor Francesco Maria Avato, que asegura que en el momento del deceso, «il elefantino» no estaba solo, sino con otras personas que el coaccionaron a consumir la droga que le mató.

Diez años después, la muerte del campeón sigue suscitando la polémica en el país, dividido entre quienes consideran que Pantani se suicidó y quienes, por el contrario, consideran su pérdida como fruto de un asesinato. Mucho se ha escrito sobre este asunto y este lunes, precisamente, el periodista italiano Andrea Rossini publicó su libro 'Delito Pantani. Último kilómetro. Secretos y mentiras'.(NdA Press), con el que desmonta la última tesis señalando a la supuesta depresión del ciclista como causa de su muerte. Pese a que su asistencia estaba anunciada, la madre de Pantani no acudió a la presentación del libro, que calificó de «mentiras» en su perfil de Facebook.

A la investigación sobre el presunto asesinato de Pantani se le suma otra conducida por la fiscalía de Forlí en la que se estudia si la expulsión del Giro de Italia del corredor pudo ser consecuencia de una trama de fraude deportivo gestionada por la mafia.