Quantcast

Condenan a un médico a pagar 80.000 euros por decir que llevaba una bomba en su maleta

Las bromas suelen salir bastante caras. Hace unos meses, un ciudadano era detenido por gritar en medio de un avión que tenía el virus del ébola. Una situación que parece que algún gracioso tiene ganas de repetir. En este caso, no fue la enfermedad que pone contra las cuerdas a medio mundo sino explicar a todo aquel que se cruzaba durante el vuelo que llevaba una bomba en la maleta y que iban a morir todos antes de aterrizar.

¿Un acto terrorista? Todo lo contrario. El 'culpable' de esta broma de tan mal gusto fue Manuel Alvarado, un médico venezolano de 60 años, que ha sido condenado a pagar 80.000 euros por crear una situación de alerta en todo el aeropuerto de Miami. Dos terminales tuvieron que cerrar y los miembros de seguridad tuvieron que desplegar una unidad antiexplosivos que no se utilizaba desde el 11-S.

A pesar de confesar unas horas más tarde que sólo era una broma, la policía decidió arrestarlo y estuvo una noche detenido en el aeropuerto de Florida, antes de conseguir el dinero correspondiente para pagar su fianza.

«Él está arrepentido de todo lo ocurrido. No tenía intención alguna de causar temor. Tiene claro que es el peor error de su vida», asegura Brian Bieber, su abogado.

Por el momento, y hasta que un juez de Estados Unidos dictamine lo contrario, Alvarado ha sido suspendido para ejercer como cirujano tanto en su país natal, Venezuela, como en Estados Unidos, al que acudía para realizar una operación importante, según apuntan los medios locales.