Quantcast

David Enguita: «Francisco Nicolás fue a la proclamación del Rey invitado por la Casa Real»

Quién le iba a decir a Francisco Nicolás Iglesias, más conocido como el 'pequeño Nicolás', que su carrera política se iba a truncar a favor de su carrera más mediática. Son tantas las informaciones que se han publicado desde que estallara el caso de este joven al que todos llaman «impostor» que ya nadie sabe si alguna es verdad o mentira.

La rareza del caso ha fascinado a toda España. ¿Qué hacía un chico de 20 años, al que todos niegan conocer, en el besamanos de la proclamación del Rey?, es solo una de las miles de preguntas con respuesta misteriosa que giran en torno a él. Ni si quiera cuando decidió salir de su guarida y conceder varias entrevistas arrojó luz al asunto. Todo un fenómeno social que ha calado hondo en los medios y en las altas esferas ejecutivas y políticas.

Nadie conoce a Nicolás, o todos reniegan de él. ¿Están asustadas las personas que confiaron en él o solo se sienten avergonzados? ¿Quién es realmente este pequeño 'impostor'? Es un momento de auge para él y el periodista David Enguita ha sabido aprovecharlo, eso sí, sin que se le llame oportunista porque «todo lo que gane con mi libro lo donaré a Cáritas».

Niega que sea su amigo y que le quiera defender en el libro, pero entiende que se le conceda el beneficio de la duda. Juzguen ustedes mismos. Enguita, quien trabajó con Francisco Nicolás durante un tiempo en una radio, asegura que lo único que busca es que «se conozca la verdad porque se han dicho muchas mentiras, quiero que cada uno valore tras conocer los hechos». «¿Pero qué parte de verdad hay que creerse de todo lo que sale por la boca del joven?», pregunta a la que el periodista pone una cifra como respuesta: «el 80%». 'Manual para convertirse en pequeño Nicolás' podría arrojar algo de luz a las andanzas del pequeñín y conocer mejor la personalidad que le llevó a conocer a Arturo Fernández y al Rey.

¿Cómo era Nicolás cuando trabajó con usted?

Pues se le contrató porque traía información que nadie más sabía y era curioso que con esa edad él tuviera a su disposición tantos datos privilegiados.

¿Por eso se cree casi todo lo que cuenta?

No es que me lo crea, es que los datos están ahí. Nicolás no ha dado muchos pero yo he escrito muchas cosas en el libro que no lo ha contado él pero que está ahí y certifican que conoce a muchas personas de las que habla. No es creer en él, es creer en la verdad.

Lo que pasa es que no me creo del todo lo que cuenta, pero tampoco sé si es mentira. Digo que me creo un 80% de lo que dice y el otro 20% lo pongo en duda.

Las reacciones dentro del PP y de la Casa Real al día siguiente de salir el pequeño Nicolás en los medios fueron unánimes. Todos negaban conexión alguna con el joven. ¿Se sienten avergonzados todos los partidos políticos?

Yo creo que sí pero esos comunicados de que no le conocen de nada son una completa mentira. ¿Cómo pueden decir eso si a mí personalmente me presentó a Soraya Saénz de Santamaría? Cuando estuvo en el balcón de Génova, él fue invitado por Soraya. Ella era su enlace en Moncloa pero lo de que le encargara informes pues no me lo creo del todo.

¿Por qué en los medios le estamos llamando impostor?

Se han contado muchas mentiras y luego se me tacha a mí de mentiroso cuando llego y cuento algo. Con los datos que doy no hay opción a que se piense que no es cierto, por lo tanto si queréis seguir llamándole así. Al principio también le llamabais 'friki' y se ha demostrado que de eso tiene poco. Una persona 'friki' no podría haberse movido a sus anchas por donde lo ha hecho.

Con eso que me está diciendo se podría pensar que eres amigo de Francisco Nicolás…

Yo también lo pensaría pero llevo un mes dando información sobre él que se ha tachado de errónea y que, encima, no me han dado oportunidad de rebatirla. Entonces he escrito un libro contando la verdad, con datos. A mí me han llamado de instituciones judiciales que llevan el caso para preguntarme si pueden utilizar cosas que aparecen en el libro para la investigación. Evidentemente, yo he ayudado en todo lo posible para que siga su curso.

Comparto que me tachen de amigo y de oportunista pero la realidad no es esa.

¿Quiere cambiar la percepción que se tiene de Nicolás?

No, lo que realmente quiero es que se sepa la verdad. Ni a favor de uno, ni en contra de otro. Los hechos están encima de la mesa, la gente le conocía desde el año 2009, por lo que no es un caso aislado de 2014, pero también hay datos de los que cuenta Fran que no se ajustan a la realidad. No pretendo que nadie se posicione, es ecuánime.

¿Qué saca Francisco Nicolás de contar mentiras? ¿Por qué lo hace?

Las que yo más destaco en el libro son de grandilocuencia. Por ejemplo, la más llamativa es su relación con Isabel Mateos (la pechotes), que no es nada cierta. Esa chica cuando estaba trabajando conmigo no existía, en dos años no tenía nada con ella así que no pueden conocerse desde el colegio, como ellos dicen. Se conocen de haber coincidido en una discoteca y a raíz de un accidente de tráfico que tiene Isabel, así lo cuenta él en sus redes sociales.

¿Por qué ha estallado ahora su caso?

No dudo de que a Fran le dejaran cierta vía libre en su forma de trabajar y él se excedió, sobrepasó los límites. Yo creo que su detención fue para darle un toque de atención porque no tenía ninguna denuncia previa, ni nada en contra de él. Lo que pasa es que todo esto se ha ido de las manos y tiene que haber una solución que no tienen ni ellos. Llevan un mes aplazando el secreto de sumario, no entiendo por qué si lo que hay que hacer es esclarecer los hechos.

¿Cree que no habrá repercusiones para él?

Si esto se sigue alargando, caerá en el olvido. No entiendo, sinceramente.

¿Le han beneficiado sus apariciones en televisión?

No y demasiado ha tardado en salir. Él es una persona egocéntrica, le gusta mucho que la gente le conozca y contar su vida. Yo no lo hubiera hecho, creo que tendría que haber esperado a que terminara el proceso judicial y se levantara el secreto de sumario. Lo que dijo en el programa no era nada nuevo, yo aporto más datos que lo que él dijo en una entrevista de dos horas. Le ha perjudicado más que ayudarle.

Parece que ha perjudicado más su imagen de lo que ya estaba…

Claro. Si vas a un plató de televisión, o lo cuentas todo, o no cuentas nada. Se ha dejado ambigüedades por el camino y perjudicó a las instituciones muchísimo, cuando las únicas personas que deberían haber quedado tocadas eran las que estuvieron en el ajo, pero no el PP o la Casa Real como tal. Ha dañado al Estado. Lo que tiene que hacer es contar la verdad de todo, sus andanzas ya nos las sabemos.

Ha dicho que es egocéntrico, algo que no le voy a rebatir en ningún momento, pero es que con eso de «me llamaron para que parara la consulta catalana» es normal que nadie le crea.

Sí pero es que eso es real. El propio Bernad (secretario general de Manos Limpias) asegura que es cierto. Cuesta creérselo pero, desgraciadamente, es verdad. Hay que saber quién le dio la potestad para que todo eso lo hiciera. Ese es el problema, el que debe saber.

Le han dado un cargo que no es real, tiene ambiciones políticas, es joven, se lo ha creído y le han dado pie a ello.

Si no se le hubiera cazado, ¿hasta dónde hubiera llegado?

Al primer nivel de la política, seguro.

Pero, ¿este chico es un caso aislado o hay más como él?

En las Juventudes del PP hay muchísimos como Fran, pero en todos los partidos, no solo en los populares.

¿Y qué tiene él que los demás no tengan?

Bueno, yo creo que no es que tenga algo especial, sino los contactos que se ha hecho y cómo se ha ganado su confianza. Lo único que lo diferencia de otros son los contactos que ha podido llegar a tener.

¿Quién es su padrino?

Yo apunto a varios, pero su principal valedor es Jaime García-Legaz. Tenían una fuerte amistad, de ir juntos al gimnasio, tenía una estrecha confianza con él. 

(Las declaraciones de Francisco Nicolás Gómez Iglesias le podrían costar el puesto al secretario de Estado de Comercio. «No es que estuviera en todas las reuniones, pero estaba en muchas de ellas. A mí García-Legaz me autorizaba a acudir», confesó en televisión la pasada semana).

¿Quién le invitó a la recepción de la proclamación del Rey?

No lo sé. Fran va solo, Catalina Hoffmann negó que fuera su acompañante, por lo que alguien de dentro le debió acreditar. García-Revenga no fue, eso seguro. Lo que hay que dejar claro es que no se coló en el besamanos, no es nada fácil, tenía contactos dentro de la Casa Real.