Quantcast

Dos talaveranos, entre los detenidos en la reyerta en las inmediaciones del Vicente Calderon

Alrededor de las 9 de la mañana unos 200 hinchas radicales del Atlético de Madrid y Riazor Blues del Deportivo de La Coruña protagonizaban una brutal pelea en Ribera del Manzanares, a unos 500 metro del Estadio Vicente Calderón, dejando al menos 12 heridos y un fallecido, un hincha del Depor de 43 años conocido como Jimmy. En total han sido detenidas 24 personas y otras 100 identificadas.

Se citaron tres horas antes del encuentro para enfrentarse en las inmediaciones el estadio a través de las redes sociales. Más allá de la rivalidad deportiva, los grupos radicales son de ideologías completamente opuestas.

Según fuentes oficiales, entre los detenidos este domingo por su presunta participación en la reyerta se encuentran dos jóvenes radicales de Talavera de la Reina, si bien no conocemos aún no se conoce el grado de implicación en el suceso. El caso está en manos de la Policía Nacional en Madrid, que investiga los hechos.

El enfrentamiento tuvo lugar en el Paseo Virgen del Puerto y Paseo de la Ermita del Santo, en el entorno de Madrid Río, y ha llegado a participar más de 100 personas.

Un comisario se enteró de la cita por Twitter

«El sábado vi tuits en los que anunciaban la quedada en los aledaños del Vicente Calderón», estas son las declaraciones de un comisario en activo del Cuerpo Nacional de Policía que ha hablado para Que Crack. El funcionario ha ampliado más información sobre la reyerta y confirma que esto no ha sido una cosa espontanea, que esta guerra entre Riazor Blues y Frente Atlético viene de la temporada pasada, cuando se juraron odio eterno.

El empate a uno de la temporada pasada entre Barça y Atlético, que daba la liga a los madrileños, un 17 de mayo de 2014. Ese día muchos aficionados del conjunto rojiblanco salieron a celebrar la victoria de su equipo y algunos, decidieron celebrarlo en Coruña, en la fuente de Cuatro Caminos, lugar de reunión de los deportivistas para celebrar los éxitos de su equipo. «Esto no sentó bien a los aficionados radicales del Deportivo de la Coruña que juraron odio eterno y volver a verse las caras con los atletistas», esto es lo que cuenta el comisario de la Policía a Que Crack.

La Delegación de Gobierno de Madrid ha apuntado además que «según informaciones facilitadas por la Jefatura Superior de Policía de Galicia, no estaba prevista la llegada a Madrid de miembros de la hinchada del Deportivo 'Riazor Blues'«, y que «la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte había calificado el encuentro como de riesgo bajo».