Quantcast

Escuchan latir el corazón de su hijo fallecido en el pecho del hombre que salvó

La historia de la familia Heisler y Tom Meeks ha dado la vuelta al mundo en cuestión de días, y no es para menos. Matt, un joven de tan solo 21 años, falleció el pasado mes de marzo en un incendio en la Universidad de North Dakota. Sus padres, Jared y Cheryl, quedaron completamente destrozados y decidieron donar sus órganos para que Matt pudiese ayudar a otras personas con problemas de salud.

Unos meses después del fallecimiento, la familia Heisler fue informada de que el corazón de su hijo había sido trasplantado a un hombre de 61 años, veterano de Vietnam y llamado Tom Meeks. Este militar retirado padecía una grave afección cardiaca que requería una operación urgente para evitar un fallo multiorgánico que provocaría su muerte.

La intervención fue todo un éxito y Tom Meeks ha podido dar las gracias a la familia Heisler porque Matt le salvó la vida. Como se observa en el vídeo, tanto los padres como la hermana del joven fallecido no pudieron evitar emocionarse al escuchar cómo latía el corazón de Matt, ahora en el pecho de Tom.