Quantcast

La bonita amistad de un perezoso y un bebé, viral en las redes sociales

Alia nació hace tan sólo unos meses en Virginia (Estados Unidos). Ese día llegó al mundo una niña un tanto especial. Especial porque en vez de rodearse de un oso de peluche como el resto de pequeños de su edad, sus padres adoptaron un perezoso llamado Daisy el mismo día de su alumbramiento. 

Desde el primer día en el que Alia y Daisy se vieron, conectaron y se convirtieron en inseparables. A la pequeña de la familia su madre, Julia Heckhathorn, siempre le lee el mismo cuento, una historia en la que el principal protagonista precisamente es un perezoso, algo que ha provocado que duerma hasta con el propio animal. La historia ha conmovido a los usuarios de las redes sociales que han convertido esta peculiar historia de amistad en viral. 

No es el único animal que posee la familia y es que también conviven con ellos un canguro, un oso hormiguero y un gato. Sin embargo, ninguno de ellos aporta el amor a Alia que el que le da Daisy. Los padres de la niña afirmaban al Daily Mail que cuando naciera su primera hija querían que viniera acompañada de un habitante muy especial.

“Habíamos estado buscando un perezoso nacido en Estados Unidos, así que nos decidimos a hacerlo y como todo salió bien pensamos que sería bueno para su educación infantil”, destacaba Julia Heckhathorn. 

Sea como fuere, los padres de Alia han dicho que no pretenden que Daisy se quede mucho más tiempo entre ellos, ya que esperan tener un hijo en los próximos meses. Un claro caso del posible síndrome del príncipe destronado…