Quantcast

Montoro pide a los grupos del Senado que apoyen el Presupuesto para consolidar la recuperación

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha pedido a los grupos políticos del Senado que apoyen los Presupuestos del año 2015, que son los que necesita España para consolidar la recuperación, fortalecer el crecimiento e intensificar la creación de empleo.

Durante su comparecencia en el Pleno del Senado para defender el proyecto de ley, el ministro ha asegurado que el Gobierno ha desarrollado estos años su política pensando siempre en los ciudadanos, especialmente los más vulnerables, y consciente de que «sólo trabajando para que el edificio que cobija a todos los españoles no se derrumbara era posible que las mejoras emprendidas entraran en el hogar de cada uno».

A su parecer, las reformas emprendidas por el Ejecutivo están devolviendo a España la capacidad de competir, crecer y crear empleo, y han permitido que cientos de miles de españoles hayan conseguido un trabajo que hasta ahora se les había negado. «Se trata de que el próximo año otros cientos de miles de personas lo consigan», ha dicho, tras asegurar que el Presupuesto es un «instrumento esencial» para lograrlo.

De hecho, el ministro ha asegurado que el Gobierno ha elaborado las cuentas con la misma convicción que en otras reformas, ahora que se abre para España un porvenir «más esperanzador» y que los sacrificios están quedando atrás. «El pesimismo va siendo vencido y las perspectivas de mejora se presentan con más intensidad al alcance de nuestras manos», ha dicho.

Aunque ha reconocido que le gustaría que la recuperación fuera «más rápida», ha considerado que las reformas necesitan su tiempo porque España se encontraba en un «agujero muy profundo» del que no se puede salir de la noche a la mañana. Además, ha recordado que todo lo conseguido a lo largo del camino se debe al efecto de estas reformas, pero, sobre todo, al «sacrificio y tesón» de la sociedad.

Montoro ha criticado una vez la gestión de la crisis del anterior partido en el Gobierno, que puso en marcha una política fiscal «equivocada» con incentivos económicos que aumentaron la desigualdad y medidas poco eficaces en ingresos que no consiguieron frenar «la sangría de fondos públicos». Además, hizo una mala gestión del mercado de trabajo al permitir que las retribuciones crecieran cerca del 4% en lugar de promover ajustes salariales.

Igualmente, ha criticado el empeño por negar la crisis y el descontrol del déficit, actitudes que llevaron finalmente a la desconfianza en España. «Aquella fue la situación que heredamos», ha dicho una vez más, aunque a la oposición no le geste que se hable de esto, ni a otros grupos que contribuyeron con sus votos a una política que llevó a España al «abismo».

En este contexto, Montoro ha resaltado que el Gobierno aceptó el desafío convencido de la fortaleza del país y con el objetivo de poner en marcha un proyecto a largo plazo con unos cimientos basados en la corrección de desequilibrios, porque sólo así sería posible una recuperación duradera. «Que nadie nos quiera engañar. Estamos en el buen camino y la solidez de la economía hace que avancemos en la solución de la crisis», ha dicho.

Según Montoro, los pilares de este proyecto a largo plazo fueron la corrección del déficit y las reformas estructurales, como la del mercado laboral, que tan buenos resultados está dando, o la del sistema financiero, que se abordó con rapidez desde el principio de la legislatura. También se ha referido a otras reformas como la ley de desindexación, los cambios en el mercado interior o las reformas de la liberalización de sectores.

LA REFORMA FISCAL FORTALECERÁ EL CRECIMIENTO

En concreto, ha resaltado el valor de la reforma fiscal, que va a fortalecer el crecimiento con una mejora de salarios basada en la reducción de la carga tributaria y que impulsará la competitividad de las empresas promoviendo el uso de recursos propios.

«Lo que nos encontramos a comienzo de la legislatura está muy superado», ha dicho el titular de la cartera de hacienda, tras recordar que la economía se sigue acelerando y crecerá un 2% el año que viene, mientras que la recaudación sigue aumentando.

De hecho, ha insistido en que los ingresos homogéneos por impuestos han registrado un incremento superior al 4,8% hasta octubre, con un incremento de la recaudación por IVA del 8,2% y del 6,6% en el caso de las pymes. Estas cifras, según Montoro, son «síntomas evidentes» de que la economía está despertando y de que se está reduciendo la economía sumergida.