Quantcast

El Ibex 35 se da la vuelta y cierra en negativo (-0,15%), hasta los 10.261 puntos

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

El Ibex 35 ha cerrado la sesión de este jueves con un recorte del 0,15%, lo que ha llevado al selectivo a permanecer por debajo de los 10.300 enteros (10.261,8), lastrado por la banca. En el mercado de deuda, la prima de riesgo se ha colocado en 132,8 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 2,159%.

El selectivo comenzó la jornada en positivo, pero tras la reunión del Banco Central Europeo (BCE) en la que se han mantenido los tipos de interés en el mínimo histórico del 0,05% y se ha avanzado la posibilidad de poner en marcha nuevas medidas para estimular la economía, los inversores han iniciado las ventas.

Sabadell se ha convertido en el 'farolillo rojo' de la sesión, con un retroceso del 2,22%, seguido de Caixabank (-2,22%) y Bankinter (-1,77%). Tampoco han conseguido mantener el tipo Bankia (-0,8%) Santander (-0,79%), BBVA (-0,5%) y Popular (-0,4%).

La otra cara de la moneda la han mostrado DIA, que ha repuntado un 2,6%, Grifols (+2,2%), OHL (+1,8%), Técnicas Reunidas (+1,8%) y Mapfre (+0,9%).

Los 'blue chips' han conseguido salvar el positivo en su mayoría, a excepción de los dos grandes bancos. Repsol ha avanzado un 0,7%, Iberdrola un 0,5%, Inditex un 0,16% y Telefónica un 0,04%.

De este modo, el Ibex 35 ha cerrado la sesión como una de las peores plazas del Viejo Continente, por detrás de Francfort (+0,6%), París (+0,46%) y Londres (+0,14%). En el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,2418 'billetes verdes'.

ESCASO EFECTO DEL BCE EN LAS BOLSAS EUROPEAS

El analista de IG Daniel Pingarrón ha señalado que las bolsas europeas no se han visto afectadas por las conclusiones de la reunión del BCE. «Algo sorprendente, pues la rueda de prensa de Mario Draghi sí que ha dibujado un mensaje con un claro potencial de afectación al mercado», ha explicado.

Pingarrón ha destacado que, tras esta reunión, las posibilidades de que se anuncien nuevos programas de compras en un futuro cercano han aumentado, y ha añadido que, a grandes rasgos, restan dos tipos de activos con potencial de ser adquiridos por el BCE: bonos corporativos y bonos soberanos.

«En otro contexto, el movimiento de las bolsas europeas en el día de hoy habría sido bastante más explosivo. Las subidas que se han producido durante la rueda de prensa se han desvanecido, y el cierre ha quedado lejos de máximos», ha apuntado.