Quantcast

Una tribu quema viva a una mujer por ser una 'bruja'

Adolfina Santos, una mujer uruguaya de 45 años, ha sido quemada viva en Tahehyí, a 300 kilómetros de la ciudad de Asunción. La tribu la dejó atada a un palo para que le pudieran lanzar flechas con arcos, para terminar incinerándola.

Según el periódico 'Daily Mail', la quemaron por ser una bruja, tal y como dictaminó el cacique de la tribu etnia, 'Mbya'. Aunque se desconoce la fecha exacta de su muerte, los nueve miembros de la tribu que asesinaron a la mujer ya han sido imputados por asesinato en primer grado, y han ingresado inmediatamente en prisión por Fany Aguilera, el fiscal local.

Según la Agencia de Refugiados de las Naciones Unidas, miles de personas son torturadas y asesinadas al año por ser acusadas de brujería. En algunos casos es la propia familia la que abandona y asesina por ser supuestamente una bruja. Un argumento ridículo.

«A pesar de que las comunidades indígenas tengan leyes desfasadas, sus actos no pueden implicar una violación de los derechos constitucionales del respeto a la vida y la libertad de las personas«, señaló la agencia estatal de protección de los pueblos originarios el país uruguayo, mediante un comunicado.

Sin embargo el antropólogo italiano, José Zanardini asegura que él ha estado «trabajando en Paraguay desde hace 40 años y no puedo recordar un episodio similar de una ejecución por una supuesta brujería, en mi opinión es una muerte aislada por esta clase de motivo. En general, los indios son muy pacíficos y tolerantes«.