Quantcast

Comité expertos del 'derecho al olvido': «Es Google quien decide»

Google ha decidido eliminar de sus motores de búsqueda hasta tres url's de Qué.es que se refieren a información sobre el comando Vizcaya de ETA. Desde este medio, hemos consultado al catedrático José Luis Piñar, miembro del comité de expertos designado por Google para el derecho al olvido, con el fin de conocer de primera mano por qué, en este caso, el gigante ha sopesado que es más importante el derecho de privacidad de una persona -desde Google confirman que se trataría de una persona que ha sido absuelta o se ha demostrado que no formaba parte del comando Vizcaya- que el derecho a la información sobre una noticia relevante.

«El tema de condenados por delitos de una gravedad como puede ser ésta, es uno de los supuestos típicos en los que habría que tener mucho cuidado antes de atender el derecho de cancelación, pues se podría entender que sí estamos ante una información de relevancia pública en la que prevalecería la libertad de información sobre el derecho a la privacidad de las personas», apunta Piñar, quien además matiza: «Sin embargo, al ser una persona que ha sido absuelta o se demuestra que está desvinculada de ETA, sí sería un supuesto que puede ser atendido como derecho de cancelación».

Según aclara este catedrático de la universidad san Pablo CEU, «desde el comité de expertos no decidimos sobre casos reales, sino que es Google quien decide y, de hecho, lo va a seguir haciendo en función de sus directrices en tanto en cuanto no emitamos un documento que servirá de guía y que estará cerrado para finales de 2014 ó enero de 2015».

En este sentido, afirma: «Una de las directrices que tenemos clara es que si hay una información de relevancia pública que afecte a la libertad de información, debería prevalecer ésta sobre el de la protección de datos».

Por tanto, nos hacemos varias preguntas: 

¿Se trata de un error de Google?

«A priori es una postura que llama la atención dada la peculiaridad del caso en concreto. Porque se elimina la información de una url en su totalidad y no unos datos en particular. Este es uno de los grandes problemas que plantea la sentencia del TJUE. Al obligar a Google a proceder a la eliminación del enlace en el buscador, trae como consecuencia que Google tiene que eliminar el enlace entero. Y es que el tribunal no se pronuncia sobre los editores. Si fuesen los editores, probablemente tendrían que tomar medidas para desindexar parte de la información. Mire oiga, si esta persona fue detenida, pero luego resultó absuelta, no tiene por qué sufrir las consecuencias de que se le empareje con el comando Vizcaya. Pero claro, Google no puede hacer eso; Google elimina el enlace entero. Y es uno de los problemas que plantea la aplicación de la sentencia».

¿Debería dar marcha atrás Google al haber eliminado estas url's?

«Podría hacerlo y, de hecho, no sería la primera vez. En alguna ocasión Google volvió a hacer pública información que había cancelado. Sin embargo una cosa está clara. Ustedes, Qué.es, como autores de la información no tienen ningún derecho frente a Google. No hay un derecho a ser indexados. Puede haber un interés. Lo cierto es que esa información no desaparece de su página web. Si alguien va a su página web esa información la localiza, pero no podría hacerlo a través de Google.

Pero teniendo en cuenta que Google aglutina el 98% de la cuota en internet…

Pues ése es el problema, que el tema queda prácticamente eliminado.

¿Tiene algo bueno la sentencia?

«La sentencia es muy interesante y muy buena, en relación con la protección de datos en Europa, pero tiene muchos problemas de aplicación práctica. Todos estamos a favor de la privacidad de datos, pero la sentencia tiene problemas graves y éste que plantea, en concreto, es muy gráfico. Pero es que no da otra opción en principio. La sentencia dice: 'Si se ejerce el derecho de cancelación y Google lleva a cabo una pnderación de intereses, y Google considera qe ha de prevalecer la privacidad, Google debe cancelar esa información'».