Quantcast

Los Presupuestos superan el trámite de comisión sin incluir ninguna de los 4.000 enmiendas de la oposición

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

El debate de las enmiendas parciales al proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2015 ha concluido este miércoles sin que se haya incorporado ninguna de las más de 4.000 propuestas que habían registrado los grupos de la oposición, por lo que el dictamen sólo ha cosechado el respaldo del PP.

Después de trece horas de debate (de las cuales casi tres se han destinado a votar) durante dos días en la Comisión de Presupuestos del Congreso, las cuartas cuentas del Ejecutivo de Mariano Rajoy han sufrido únicamente los cambios derivados de las 98 enmiendas del propio Grupo Popular que se incorporaron en la fase de ponencia.

Cuando se tramitó el Presupuesto de 2014, en esta primera fase en comisión se incorporaron dos cambios de la oposición, mientras que en las cuentas de 2013 no se aceptó ninguna propuesta frente a las tres modificaciones que se incluyeron en los primeros Presupuestos de Mariano Rajoy, los de 2012.

El presidente de la Comisión de Presupuestos, Alfonso Guerra, ha cerrado la sesión despidiéndose de todos los diputados al ser éste su «último presupuesto». «Vayan con mucha felicidad», ha añadido al término de la sesión.

EL PP SE QUEDA SOLO.

Así las cosas, el texto definitivo de las diferentes partidas del Presupuesto se ha aprobado prácticamente en su totalidad con el único respaldo de los diputados del PP, si bien algunas partidas (como las de la Casa del Rey o las Cortes) han contado con apoyos puntuales de algunas formaciones de la oposición como el PSOE.

Una vez concluido este trámite parlamentario, la Comisión que preside el socialista Alfonso Guerra elevará su informe al Pleno del Congreso, que lo debatirá entre el martes 11 y el jueves 13 de noviembre, con la presencia de todos los ministros para explicar el detalle de las cuentas de sus departamentos.

Posteriormente, el proyecto será remitido al Senado, de donde volverá en diciembre para que la Cámara Baja pueda debatir los cambios que se introduzcan antes de aprobar definitivamente el Presupuesto y que entre en vigor el 1 de enero.