Quantcast

Dos trabajadores de Barajas detenidos por introducir droga

La Policía Nacional ha detenido hoy a dos trabajadores del aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas por presunta pertenencia a organización criminal dedicada al tráfico de droga. Los detenidos introducían cocaína en nuestro país por medio del aeropuerto.
Junto a estos trabajadores han sido detenidos otros 21 miembros de la red que eran claves en la operación, ya que recibían la droga oculta en equipajes de cabina de manos de pasajeros y eludían los controles de seguridad establecidos.

Desde que comenzó la operación en junio del pasado año los agentes han incautado más de 165 kilos de cocaína.
La red utilizaba el método denominado «de mano» para introducir cantidades de entre siete y trece kilos de cocaína de forma continuada. Para ello usaban los llamados correos, personas encargadas de transportar por entre 3.000 y 5.000 euros el equipaje de cabina con estupefaciente que se les entregaba en el interior del aeropuerto de origen, principalmente en Bolivia.

Una vez aterrizaban en Madrid, debían entregar discretamente la maleta a los empleados del aeropuerto contratados directamente por la organización. Éstos aprovechaban su condición de trabajadores para evitar los filtros de seguridad y abandonar su lugar de trabajo con la droga.

Para la captura, los agentes han sorprendido a los trabajadores del aeropuerto durante uno de los pases de droga. Los dos detenidos vestidos con sus uniformes accedieron a la Terminal 1 y mientras uno permanecía en la zona de tránsito, el otro se dirigía a la pista de aterrizaje. Una vez allí, los agentes vieron cómo un pasajero que minutos antes había descendido del avión se dirigía hacia los controles de seguridad y entregaba la maleta a uno de los trabajadores investigados.

Gracias a esta operación, la Policía Nacional ha interceptado y detenido a los dos trabajadores y han sido acusados como responsables de un delito contra la seguridad pública. En el interior de la mochila interceptada y bajo un doble fondo había 10 kilos de cocaína.

Además, en el marco de la operación, los agentes han detenido a nueve miembros de la red. Estas personas se encargaban de enviar la droga, contratar a los correos y esperar a la salida del aeropuerto para recoger la sustancia estupefaciente.