Quantcast

Isabel Pantoja pide el retraso de la entrada en prisión para dar sus últimos conciertos

Desde que ayer Isabel Pantoja conociera la decisión de la Audiencia Provincial de Málaga, su vida se ha convertido en un infierno del que no sabe cómo poder salir. El ingreso en prisión de la tonadillera es inminente pero ella está agotando hasta su último respiro para evitar el calvario.

Pantoja ha solicitado a través de sus abogados que «de no prosperar el recurso de súplica se retrase su ingreso en prisión hasta el próximo 15 de diciembre», fecha en la ya habría dado todos sus conciertos programados, según informa hoy el diario El Mundo. La cantante ha aprovechado su estatus en el mundo de la música para pedir que se le dejen cumplir sus compromisos con el público.

Isabel Pantoja tiene programados varios conciertos hasta finales del mes de noviembre en Oviedo, Madrid, Huelva, Zaragoza, Córdoba, Benidorm y San Ildefonso. La reputada cantante quiere recaudar todo el dinero que le corresponde por cada concierto que da, alrededor de 60.000 euros de caja.

La Audiencia de Málaga tendrá la última palabra a la solicitud de suspensión de la pena para Isabel Pantoja, que probablemente sea negativa ya que no acepta que se concedan ingresos cuando el condenado quiera.

Isabel Pantoja ha vuelto a depositar una cantidad de casi 50.000 euros en los juzgados, aunque todavía debe un millón de euros por la acusación que tiene encima, de blanqueo de capitales en la etapa en la que era pareja del exalcalde de Marbella, Julián Muñoz, también en la cárcel por estos delitos.

La tonadillera continúa recluida en su casa de Cantora a la espera de la decisión definitiva sobre su futuro.