Quantcast

La nave de Virgin para turismo espacial se estrella y provoca un muerto

Se trataba del vuelo de prueba número 35, según la compañía y no salió nada bien. El accidente es el segundo de un aparato de la incipiente industria aeroespacial privada en esta semana, lo que despierta las dudas sobre los planes a corto plazo de viajes privados al espacio, que debían ser una realidad entre este año y 2015. 

El presidente de Virgin, Richard Branson publicó un comunicado a través de su web en el que informa de que seguirá adelante con el poryecto. «Es espacio es duro, pero merece la pena. Seguiremos perseverando y trabajando para avanzar todos juntos», afirma el texto.

En una rueda de prensa dos horas después del accidente, el primer ejecutivo del Puerto Aeroespacial de Mojave, Sutart Witt, explicó que él no vio nada raro en el vuelo del SpaceShipTwo. Simplemente, tras iniciar sus motores dejó de estar ahí. Lo siguiente que supo fue que algo se había estrellado en el desierto. «No hubo una explosión», dijo Witt, que envió palabras de ánimo a las familias y a los trabajadores de las instalaciones.

El vehículo había sido lanzado a las 9.20 de la mañana, hora local, con el avión White Knight Two, del que se separó como estaba previsto para volar de forma independiente, según fue relatando la compañía Virgin en la red social. La nave se soltó a las 10.10, según el relato de Witt. Dos minutos después, algo pasó. La compañía tuiteó: «¡Ignición! El Space Ship Two está volando de nuevo impulsado por cohetes». El siguiente tuit informaba de una «anomalía» durante el vuelo. El avión remolque aterrizó sin problemas.

Más de 500 personas habían reservado ya asientos en estos vuelos, cuyos billetes costarán 200.000 dólares. Se trata de una experiencia para millonarios de unos minutos en el borde de la estratosfera en un aparato que puede llevar hasa seis pasajeros.