Quantcast

Cinco paradas para recorrer Madrid por sus bocatas de calamares

dNorte. En esta taberna especialista en recetas tradicionales no podía faltar su mejor versión del reputado bocata. Su carta es sencilla, divertida e informal lo que la hace perfecta para disfrutar a cualquier hora. Dividida en sus mejores 'ds' encontramos: dTodo para compartir, dHuevos, dHuerta, dFondo, dPan y dPostre. Es en este penúltimo apartado en el que tostas, pepitos y hamburguesas son los protagonistas. La nota castiza a dPan la pone el «Bocata» de rabas de potera.

Pista: Mesonero Romanos, 8. Madrid. www.tabernadnorte.com

Espacio 33. El calamar y el pan son una de esas uniones perfectas un sabor explosivo y perfecto para maridar con… ¡una cerveza! O dos! Sin duda es la bebida estrella para acompañar este plato, que no se entiende sin una rubia al lado. Por eso Espacio 33, un restaurante que bien entiende de uniones perfectas, como las vistas más espectaculares de Madrid con una gran cocina, ha optado por apoyar la tradición desde una perspectiva muy personal y renovada. Su plato: Bocadillo de calamares de potera con espuma de clara de cerveza.

Pista: Pº de la Castellana 259-D. Torre Espacio. www.espacio33.es

Los Galayos. Este clásico de la Plaza Mayor, con más de un siglo de vida, se caracteriza por aunar tradición y modernidad y su éxito reside en dar bien de comer adaptánsose a los tiempos que corren, de ahí que proponga dos versiones de este castizo, la de toda la vida y otra ideal para los foodies: Bocata de calamares de toda la vida con mucho mimo, es decir, pan de chapata, calamares de primera fritos en aceite de oliva y servido con bebida por 4 €. Su plato es el montado gourmet de calamar al aro, pan de chapata, calamar de potera, cebolla morada y alilio de cebollino.

Pista: Botoneras, 5 – Plaza Mayor, 1. Madrid. www.losgalayos.net

Sergi Arola Restaurante. En la 'casa' de Sergi Arola el otoño se respira en cada esquina. Sin embargo en este restaurante gastronómico también hay lugar para los platos de siempre y el bocata de calamares no podía faltar entre las creaciones de ayer y de hoy aunque siempre con sorpresas… 

Bocata de calamares, uno de los snacks que componen el aperitivo del restaurante, 'De los clásicos a bocados'. Un clásico tan exitoso que a partir de ahora está también disponible, en versión ración, en SOT, la Vermutería de Sergi Arola, justo en la planta baja del restaurante. ¿Un consejo? Disfrutarlo con un buen vermú.

Pista: Zurbano, 31. www.sergiarola.es

Viva Madrid . Este restaurante tiene una de las cocinas más castizas de Madrid. Y si a su carta le sumamos su céntrica localización en el Barrio de Las Letras y su decoración decimonónica, el conjunto final no puede ser mejor. Con tres espacios distintos esta taberna es el lugar ideal para disfrutar a cualquier hora, desde el vermú de la mañana a la copa de la noche. Sobre su carta, platos reconocibles y muy conocidos de nuestra gastronomía. La selección de tapas, guisos etc. no podía ser más completa… Croquetas de cocido, Callos de kobe a la madrileña, Chotis (boquerón en vinagre con anchoas bailando en baldosa con tomate rallado) o los Caracoles al estilo de la Plaza de Cascorro. Y por supuesto, Mini-bocatín de calamares al estilo castizo.

Pista: Calle de Manuel Fernández y González, 7. Madrid. www.restaurantevivamadrid.com